Expertos en nutrición reiteran los beneficios de la cerveza para evitar enfermedades cardiovasculares [12-11-15]

by salud on 12/11/2015

in Nutricion,Vascular,Vida7

 

Expertos en nutrición reiteran los beneficios de la cerveza para evitar enfermedades cardiovasculares

Los expertos en nutrición, Henk Hendriks y Ramón Estruch, han reiterado los beneficios de las bebidas fermentadas, entre ellas la cerveza, para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Los expertos en nutrición, Henk Hendriks y Ramón Estruch, han reiterado los beneficios de las bebidas fermentadas, entre ellas la cerveza, para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Esta han sido algunas de las consideraciones que el líder de Proyecto senior Fisiología Humana en el Instituto de Gerontología Experimental en Zeist de Países Bajos, Henk Hendriks, y el médico consultor senior en Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, Ramón Estruch, han realizado en el marco del III World Congress of Public Health Nutrition que se desarrolla estos días en Las Palmas de Gran Canaria.

Ambos han debatido sobre los beneficios que las bebidas fermentadas, consumidas de forma moderada y por parte de adultos sanos, podrían tener sobre la salud, siempre que estén enmarcadas dentro de estilo de vida saludable y de una alimentación equilibrada, según informó la organización en nota de prensa.

En este sentido, el Dr.Henk Hendriks ha incidido en los efectos protectores que la cerveza podría tener sobre el sistema cardiovascular por los nutrientes derivados de sus ingredientes naturales, entre los que citó las vitaminas del grupo B y los polifenoles o antioxidantes naturales, que poseen una “gran capacidad” antiinflamatoria y antioxidante, “capaz de evitar los daños que se puedan generar en el ADN de las células ante situaciones de estrés y que pueden favorecer mejores” niveles de colesterol total en sangre.

Al respecto, el Dr. Ramón Estruch se refirió a cómo la Dieta Mediterránea, en la que puede incluirse un consumo moderado de bebidas fermentadas, puede ayudar a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares y a prevenir la mortalidad global y la incidencia de patologías como la diabetes, el cáncer, el deterioro cognitivo y otras enfermedades de naturaleza neurodegenerativa.

En este sentido, la carencia o el exceso de distintas sustancias nutritivas puede orientar sobre el riesgo de padecer o desarrollar diversas patologías, indicando el Dr. Hendriks las conclusiones de un estudio en el que se ha observado los niveles en sangre de un aminoácido llamado homocisteína que funciona como marcador de distintos accidentes cardiovasculares.

Agregó que parece existir una relación directa entre niveles excesivos de homocisteína en sangre y la predisposición a desarrollar enfermedades como la arterioesclerosis y la trombosis, apuntando que a la luz de los resultados del estudio “el consumo moderado de alcohol en general puede proteger del riesgo de enfermedades coronarias al elevar los niveles de HDL en sangre, si bien algunas bebidas pueden aumentar los niveles de homocisteína en sangre. No es el caso de la cerveza, que debido a la gran cantidad de vitaminas del grupo B que esta bebida contiene, y especialmente de vitamina B6, parece ser suficientemente significativo como para evitar que se incrementen los niveles de homocisteína inducidos por el consumo de alcohol”.

Por su parte, el Dr. Ramón Estruch, que también es coordinador del estudio Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED), resalta las principales conclusiones del estudio, apuntando que el patrón alimentario próximo a la Dieta Mediterránea tradicional permite reducir hasta en un 30 por ciento el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares mayores (infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular) en pacientes de alto riesgo cardiovascular.

Así se refirió a un subestudio del citado estudio PREDIMED, denominado ‘Cerveza, Dieta Mediterránea y enfermedad cardiovascular’, donde se analizó el patrón alimentario global de los consumidores moderados de cerveza frente a los no consumidores, concluyendo que las personas que consumían cerveza habitualmente de forma moderada presentaban una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión (factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares), así como unas cifras mayores de HDL y menores de LDL.

Finalmente, el Dr. Ramón Estruch ha recordado que la Dieta Mediterránea se caracteriza por la abundancia de alimentos vegetales (frutas, verduras, legumbres y frutos secos) pan y otros cereales, el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas, el aceite de oliva como grasa principal y una ingesta moderada de bebidas fermentadas (cerveza, vino y sidra), consumidas normalmente durante las comidas.

Por último, subraya, que según indica la Pirámide de Alimentación Saludable elaborada por la SENC, una alimentación equilibrada como la Dieta Mediterránea, “puede incluir el consumo moderado y opcional de bebidas fermentadas como la cerveza o el vino, ya que al estar elaboradas a partir de ingredientes naturales, mantienen una serie de nutrientes y micronutrientes intactos”.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas