Celulitis: ¿Cuál es el tratamiento más apropiado? [20-10-15]

by salud on 20/10/2015

in Estetica y Cuidado Personal,Obesidad,Vida7

.

Celulitis: ¿Cuál es el tratamiento más apropiado?

Celulitis o PEFE (Paniculopatía Edemato Fibroesclerótica) es un desorden en la fisiología del tejido celular subcutáneo o hipodermis que sumado a un trastorno circulatorio y el exceso de agua más toxinas forma nódulos de grasa que dan el aspecto de poceado a la piel.

Se localizan principalmente en las caderas, muslos, piernas, abdomen, brazos y parte inferior de las rodillas.

En un inicio se produce un enlentecimiento de la microcirculación en el tejido celular subcutáneo que lleva a un aumento de la permeabilidad de los vasos más pequeños originando edema. Con el tiempo se modifica la estructura de las fibras de la piel alterándose el metabolismo del tejido conectivo.

Estos cambios, microscópicos en su principio, determinan luego la aparición del poceado que otorga el aspecto de “piel de naranja”.

Existen cuatro tipos de celulitis:

Celulitis Compacta: se manifiesta clínicamente como una masa dura, indolora adherida a planos profundos.

Celulitis Edematosa: es dolorosa al tacto y se acompaña de insuficiencia circulatoria, várices, edemas y calambres.

Celulitis Fláccida: es aquella donde la piel presenta una disminución en su elasticidad, modificándose con los cambios de posición.

Celulitis Mixta: es una combinación de las anteriores.

En el consultorio de Medicina Estética se pueden realizar diferentes tratamientos de acuerdo al tipo de celulitis predominante. Los más indicados actualmente son:

  • Mesoterapia: consiste en la aplicación local de medicamentos de modo tal que su acción se ejerce en la zona a tratar. El tratamiento se realiza a través de microinyecciones superficiales en el cual se emplean agujas muy finas que hacen que el tratamiento sea prácticamente indoloro. Se recomiendan realizar 10 sesiones y luego mantenimiento mensual, siempre dependiendo de cada criterio médico.
  • Ondas Rusas o Interferenciales: a través de corrientes eléctricas se genera estimulación muscular siendo su resultado final la tonificación muscular, mejora en la circulación general y modelación corporal. Se recomiendan realizar 1 a 2 sesiones semanales completando un total de 10 sesiones para luego continuar con mantenimiento.
  • Radiofrecuencia: existen diferentes tipos, la llamada radiofrecuencia unipolar tiene como objetivo acelerar el metabolismo de las células grasas, produciendo una disminución en el tamaño de las mismas con la consiguiente disminución de los nódulos de celulitis. Las sesiones se realizan cada 15 a 21 días completando un total de 6 sesiones.
  • Cremas de uso domiciliario: deben contener sustancias como cafeína, ampelopsina, centella asiática, hereda helix, entre otras. Siempre colocarlas en forma ascendente 1 o 2 veces por día.
  • Otros: drenaje linfático, presoterapia, ozonoterapia, ultrasonido.

.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas