From the category archives:

Obesidad

 

Nutrición detox para adelgazar de forma saludable

Es el momento de recuperarse del exceso de kilos o la excesiva ingestión de alcohol e hidratos de carbono que derivan en procesos proinflamatorios y reacciones de oxidación de nuestro organismo. A continuación os recomiendo una serie de pautas que ayudarán a dejar atrás todos estos desórdenes y devolver al cuerpo su rutina metabólica:

En primer lugar, es imprescindible que recuperéis cuanto antes los hábitos y rutinas normales de vida, horarios alimenticios, de sueño y descanso.

Después es importante que desintoxiquéis el cuerpo de alcohol, sobretodo evitando su ingesta. Si durante el mes pasado hubo un consumo elevado de alcohol, se puede recurrir, por ejemplo, a un complemento alimenticio a base de Cardo mariano -Silimarina- que ayuda al hígado a realizar una detoxificación, y se ha visto que como efecto secundario también contribuye a la pérdida de peso, ya que el organismo tiende a formar mayor cantidad de tejido adiposo o tejido graso para tratar de almacenar el exceso de tóxicos liposolubles.

Siempre debéis intentar contribuir a mantener la salud hepática y proteger frente al daño oxidativo. Es un buen momento para realizar un chequeo o revisión y marcaros objetivos para realizar una medicina preventiva. En mis consultas siempre marco a mis pacientes unas pautas profesionales que se adaptan a sus necesidades y aptitudes al empezar un tratamiento. Al realizar la revisión antiaging establezco unas medidas que permiten el equilibrio del organismo y la piel.

Debéis minimizar el consumo de hidratos de carbono, reduciéndolo a aquellos realmente sanos y que cubran específicamente las necesidades calóricas de vuestro organismo, es decir, quitar el pan de vuestra rutina diaria, así como los dulces y los azúcares… Debéis limitaros a ingerir verduras y frutas y algo de legumbres.

También debéis ayudar al cuerpo a excretar toxinas e impurezas acumuladas. Para ello es fundamental beber agua y suplementar con fitocomplejos drenantes para facilitar el drenaje de fluidos corporales que se acumulan en los tejidos. Recomiendo suplementos dietéticos con zumo de arándanos, remolacha, ortiga, sandía, papaya y piña …Que por su efecto diurético, os van a estimular la eliminación de fluidos de la matriz instersticial y evitar la retención de líquidos y toxinas. Por ejemplo, una bebida que trabaja como un antioxidante, un desintoxicante y un energizante es el polvo V8.2 Detox, que contrarresta los radicales libres, reduce la sensación de fatiga, y ayuda en el proceso depurativo del organismo.

Actualmente están de moda los tratamientos con zumos de frutas y verduras para hacer rutinas de un día -o varios a la semana-. Con un consumo exclusivo de este tipo de zumos,ayudaréis al cuerpo a limpiarse por dentro. Este tipo de tratamientos siempre han de ir acompañados de la consulta a un profesional de la nutrición.

No debéis marcar objetivos utópicos o inalcanzables, ni en tiempo ni en forma. Es decir, no vais a perder 5 kg en una semana. No hay ninguna dieta sana que lo haga, y si se consigue, es totalmente contraproducente para vuestro organismo, llegando a producirse desordenes metabólicos severos. No todas somos iguales, y lo que le funciona a una, no tiene por qué funcionarle a otra persona. Algo básico es que acudáis siempre a un profesional y no hagáis locuras por cuenta propia.

En resumen, el secreto está en una rutina y disciplina de vida sana, una alimentación equilibrada con alimentos saludables -y restricción calórica- evitando sobrepeso u obesidad, realizar ejercicio físico -cada una a su nivel, con espíritu de sacrificio y sin marcarse objetivos inalcanzables- y una suplementación nutricional adecuada a cada caso y bajo prescripción facultativa.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Dieta “Burn”: la solución perfecta para perder peso después de Navidad

Se trata de un régimen alimentario caído del cielo: en tan sólo cinco días puedes deshacerte de la grasa acumulada y bajar hasta dos kilos.

“Burn” es la dieta alimentaria que está de moda en el mundo de la celebridades en Hollywood ya que ha logrado exitosos resultados en quienes han comenzado a seguirla.

Después de ricas y calóricas cenas en los tradicionales encuentros navideños, de seguro que este régimen te ayudará para mermar tu cargo de conciencia.

Se trata de un método rápido y saludable, ideado por el famoso nutricionista estadounidense Haylie Pomroy. El plan consiste en acelerar el metabolismo en cinco días y hacer que el propio cuerpo se encargue de hacer desaparecer la grasa acumulada, perdiendo hasta 2 kilos.

Según explica el especialista, “la gente que suele tener digestiones pesadas o grasa en el abdomen que parece llevar toda la vida ahí, tiene esos problemas porque su estómago es perezoso: las bacterias que se encuentran en sus intestinos no hacen bien su trabajo y no depuran lo suficiente la comida”.

LA DIETA

La base del programa es un té hecho con hojitas de menta, regaliza, canela y jejibre; el cual debe tomarse durante todas las comidas del día.

Para el desayuno Pomroy recomienda un batido a base de limón, pepitas de calabaza, semillas de chía, media manzana, dos hojas de albahaca, medio pepino, agua y hielo.

A media mañana, se recomienda beber una completa sopa de verduras, para calmar el hambre y activar nuestro aparato digestivo.

Para el almuerzo,se sugiere preparar platos a base de legumbres, como las lentejas, salmón, o calabacines rellenos.

Para merendar, se puede tomar sopa de verduras verdes. Y para la cena, se puede repetir lo del almuerzo, lo ideal es que la última comida no sea más allá de las 20.00 horas.

Si esta dieta se lleva a cabo al pie de la letra, el Haylie asegura que  “Nuestro estómago despertará de su letargo y podremos digerir mejor todo lo que comemos”.

Cabe señalar que ante cualquier dieta que se intente seguir lo ideal es antes consultar con un especialista.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Mitos sobre el metabolismo para mantenerse en forma

Se dice que las personas delgadas tiene un metabolismo más rápido… FALSO. Descubre aquí la verdad

Cuando de cuidar la figura se trata muchas dietas de moda hablan de un metabolismo lento o acelerado. Pero, ¿es verdad todo lo que se dice?

La confusión puede ser mucha, por eso aquí te aclaramos los cinco principales mitos:

“Los individuos más delgados tienen un metabolismo más rápido”. FALSO

Si bien es cierto el metabolismo si se rige por el tamaño del cuerpo, pero no de la manera que nos han hecho creer. Según el Dr. Yoni Freedhoff, profesor asistente en la Universidad de Ottawa, “individuos flacos, casi invariablemente, tienen metabolismos más lentos; literalmente hay menos de ellos para quemar.”

Esto no lleva a que los individuos con mayor masa corporal tienen un metabolismo mas acelerado. Pero, cuidado, esto es mayor masa muscular, no grasa. Por lo que un buen sistema de dieta deberá enfocarse en reducir la grasa y no músculo.

VERDAD:La composición de la masa corporal es el principal factor que determina la velocidad del metabolismo.

“Saltarse una comida aletarga el metabolismo” FALSO

Comer aperitivos entre comidas se ha vuelto popular entre las diferentes dietas. Según el Dr. Freedhoff, más que acelerar el metabolismo, estos aperitivos ayudan a calmar la ansiedad en aquellos bajo un régimen, pero no acelera el metabolismo de manera significativa.

Lo que si se debe de cuidad en una dieta es la cantidad y calidad de los alimentos. Es ahí donde se puede tener un cambio en el aprovechamiento de los mismos.

VERDAD: La calidad y cantidad de los alimentos tienen una mayor influencia en el metabolismo que la frecuencia con que come.

“Todo lo que se come en la tarde-noche se convierte en grasa” FALSO

Evitar comer “pesado” durante la noche es el consejo más popular en las dietas. Pero esto no es porque nuestro organismo este pendiente al reloj para cambiar su función digestiva tan pronto sean las 8 de la noche. Sobre esto influyen otros factores como los ciclos hormonales, influencia de gasto energético entre otros son los responsable de definir que se acumula y que se quema.

De nuevo, la importancia esta en la calidad y cantidad. El Dr. Freedhoff compara este escenario con un coche. “La hora del día que llenar el tanque no va a afectar a la distancia que se va a ir con ese tanque”, dice.

Siempre que se este comiendo alimentos de alta calidad en las porciones adecuadas, la mayoría de las personas, no notarán la diferencia metabólica entre comer en la noche o al principio del día.

VERDAD: Si consumes los tipos adecuados de calorías, comer tarde en la noche no debe afectar tu dieta.

“El metabolismo solo es quemar calorías y desdoblar alimentos” FALSO

Es común pensar en el metabolismo solo como la rapidez con que se quemas calorías, pero este no solo es eso.

Los dos componentes principales del metabolismo son el catabolismo y el anabolismo. Es decir, el proceso para quemar calorías liberando energía y el proceso de almacenamiento de almacenar carbohidratos y grasas para su consumo posterior.

VERDAD: Para un buen funcionamiento del metabolismo debe existir un equilibro entre la quema y almacenamiento de energía.

“No se tiene control sobre el metabolismo” FALSO

Cuando nos es difícil bajar de peso, lo más fácil es echar culpa al metabolismo. Sin embargo el control que podemos ejercer en le es mayor de lo que pensamos.

Como ya mencionamos, la composición de la masa corporal influye en la manera en que el metabolismo quema o almacena calorías, una manera de hacer este proceso más eficiente es desarrollar masa muscular, quemando grasa con ejercicios físicos específicos.

A esto puedes sumarle:
– Dormir un poco más.
– Toma más agua, evitando al máximo líquidos azucarados.
– Toma el café, estudios han demostrado que una taza de café te ayudará a quemar más calorías.
– Consume suficiente proteína, el gasto energético es mayor aún en reposo.

{ Comments on this entry are closed }

 

El agua: El gran aliado del verano y las dietas

¿Con o sin gas?, ¿Con sabor o sin?, ¿El agua sirve para bajar de peso?. Una nutricionista entrega esas y otras interesantes respuestas para estar atentas en el verano.

24horas.cl

Andar en la calle con más de 30°C no es muy agradable. Para capear el calor, la mayoría pasa a comprar algún helado o una botella de agua, pero ¿es bueno consumir tanto líquido durante el verano?

“Las guías alimentarias para la población chilena recomiendan consumir de 6 a 8 vasos de agua al día, pero teniendo en cuenta que existen diferentes situaciones en las que los requerimientos son mayores, como cuando hay altas temperaturas. Esto es además del líquido que proviene de los alimentos”, asegura Ana María Neira, jefa de la carrera Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Durante los días de mayores temperaturas, las personas tendemos a perder el apetito y a tener más sed. En esa situación, lo mejor son los jugos naturales para reponer energías. “Durante el verano las altas temperaturas nos hacen sudar y perder mucha agua, también electrolitos y sales que debemos reponer. Lo mejor para ello es el zumo de frutas, especialmente el de naranja. Si es verano y/o se practica ejercicio, debemos ingerir un aporte extra de líquido sin esperar a tener sed”, indica la nutricionista.

¿Es bueno consumir agua en botellas plásticas?

“Aunque el material con que se hacen las botellas plásticas (tereftalato de polietileno) no es considerado un material peligroso, su consumo excesivo pudiera ocasionar a largo plazo problemas en el sistema respiratorio y problemas en la piel por acción de los ftalatos, compuestos químicos que se agregan para hacer el plástico más flexible y duradero, pero que se pueden desprender con facilidad a altas temperaturas. Al ser liberados al líquido y ser ingeridos, estas partículas se acumulan dentro del cuerpo y pueden causar un daño”, advierte la especialista.

Por ello, la nutricionista recomienda consumir agua de la llave. “Prefiera consumir agua de la llave y utilice algún tipo de filtro para disminuir la carga de minerales. Si le gusta tomar el agua bien fría, utilice un jarro de vidrio para ponerlo en el refrigerador”, dice Neira.

Entre las múltiples opciones que existen en el mercado de agua en botella, está la diferencia entre las con o sin gas. ¿Cuál es más recomendable? “El agua con gas se hace añadiendo dióxido de carbono bajo presión. El resultado es que el agua contiene ácido carbónico, por lo que si la bebes de un solo trago, te puede dar hipo o indigestión. Si se bebe mucha agua con gas, puede ser que produzca hinchazón. Por otro lado, algunas investigaciones sugieren que el agua con gas puede ayudar a las personas que comen demasiado a bajar de peso, porque provoca sensación de saciedad”, señala la docente.

Otra innovación introducida en las aguas embotelladas son los “sabores” de aguas disponibles. De pera, manzana, sandía, etc., logran añadir un gusto más al agua en solitario. Este tipo de aguas podría tener más calorías que las tradicionales.

“Lo más importante es acostumbrarse a leer las etiquetas. Si lo que se busca es que no tenga calorías, debe revisar que diga energía cero”, comenta la nutricionista. Finalmente, ningún tipo de agua incrementa el peso corporal; al contrario, puede ser un gran aliado en las dietas alimenticias. “El exceso de agua se elimina y no contribuye a un aumento de peso. Además, la ingerimos a 14ºC (temperatura ambiente) y la eliminamos a 37ºC. Esto supone que hemos utilizado energía para calentarla, por tanto, podríamos prácticamente afirmar que el agua no sólo no engorda, sino que adelgaza”, concluye la especialista.

{ Comments on this entry are closed }

 

Aconsejan dieta adecuada y ejercicio para ‘quemar’ calorías

Aumentar el consumo de agua, así como la actividad física diaria, y comer cinco porciones de frutas y verduras al día, son algunos de los factores que contribuirían a la pérdida de peso, de acuerdo con John Duperly.

En el marco del encuentro de la Asociación Internacional de Empresas de Bebidas, el especialista en Medicina del Deporte explicó que las dos determinantes de la obesidad están relacionadas a la cantidad de alimento que se consume y el gasto calórico que se tiene.

En el encuentro que trata temas relacionados con el consumo de bebidas azucaradas y las preocupaciones de salud que existen relacionadas con la obesidad y las enfermedades asociadas a ella, Duperly resaltó que la problemática preocupa a los especialistas de la salud y a los gobiernos debido a las implicaciones económicas que genera.

En entrevista con Notimex, refirió que es erróneo aseverar que las enfermedades que se asocian al exceso de peso son culpa fundamental de las bebidas azucaradas; “es una afirmación incorrecta desde el punto vista científico”, dijo.

Precisó que entre las causas del sobrepeso y la obesidad destaca la reducción del gasto calórico en la vida cotidiana, fomentada por una dieta rica en carbohidratos, en la que más de 90 por ciento de ellos proviene de otros alimentos y no del azúcar.

El especialista colombiano aclaró que las calorías que no se queman diariamente se almacenan en forma de grasa, por lo que elevar la cantidad de actividad física es ideal para un estilo de vida saludable.

“Consumir bebidas azucaradas es equivalente a una porción de cualquier tipo de fuente calórica; es decir, 150 calorías provenientes de un refresco son iguales a su equivalente en 35 gramos de carbohidratos”, expuso.

Ante ello, señaló que la población requiere entender cuántas calorías necesita el ser humano y las que se consumen, pues la mayoría de ellas dentro de la dieta latina “proviene de alimentos que no proporcionan la información nutrimental, ni cuentan con una regulación clara por el mercado, como las tortillas y el pan”.

Por otra parte, aseguró que los edulcorantes son productos seguros y han sido estudiados por agencias internacionales, y además cuentan con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Subrayó que estas sustancias naturales o artificiales que sirven para endulzar un alimento o producto dan un sabor 200 o 300 por ciento más alto que el azúcar común, y el límite de consumo para sobres de edulcorantes es hasta de 100 diarios durante varios días para poder hablar sobre toxicidad.

En lo referente a la diabetes, John Duperly manifestó que algunas personas la interpretan como no poder consumir azúcar, pero el énfasis es reducir la cantidad de grasa en su cuerpo y aumentar la masa muscular, así como los niveles de actividad física.

Obtener una mejoría “no sólo se logra dejando de consumir azúcar, sino cambiando el metabolismo celular para lograr acercarse a las metas de peso, colesterol, presión arterial”, indicó.

En suma, dijo, para vivir sin restricciones alimenticias y sin angustia por el conteo de calorías, se requiere mayor actividad física, en donde 30 minutos al día no son suficientes para eliminar lo que se come.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

¡Peras para bajar de peso!

muyinteresante.com.mx

“Entre que si son peras o son manzanas”, parece que en realidad son peras. La ciencia ha demostrado que comer sólo una al día nos ayudar a mantener altos niveles de vitamina C y fibra con poco menos de 100 calorías. Además comer una pera o beber su jugo también puede ayudar a evitar una resaca y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular. Ahora, un estudio de la Universidad Estatal de Luisiana, ha encontrado que la gente que come peras es menos propensa a la obesidad

El estudio reveló que las personas que comían peras tuvieron un menor peso corporal y eran 35% menos propensos a ser obesos que quienes no consumían el rico fruto. Los investigadores también analizaron los efectos que comer peras frescas tuvo sobre la ingesta de nutrientes, calidad de la dieta, los factores de riesgo cardiovascular.

Utilizando nueve años de datos del National Health and Nutrition Examination Survey de E.UA., que involucró a 24,808 participantes de 19 años en adelante, los investigadores descubrieron que además de un menor peso corporal y menor riesgo de obesidad, los consumidores de pera fueron generalmente más longevos, consumen menos alcohol y fumaban menos cigarrillos que los que no comen peras.

Además los consumidores de pera tuvieron una dieta de mayor calidad, que se caracteriza por altos niveles de fibra y vitaminas en general, y menos grasa y azúcar añadida. Esto a pesar de que tanto como consumidores de pera y no consumidores ingerían aproximadamente la misma cantidad de calorías.

Para determinar de manera específica que es lo que los consumidores de pera estaban haciendo para mantener una dieta saludable, los investigadores analizaron el Índice de Alimentación Saludable – una medida de la calidad de la dieta que evalúa la conformidad con las Guías Alimentarias para los Estadounidenses. Encontraron éstas personas consumen más frutas y granos enteros, así como más proteína del tipo vegetariano y de pescado, al mismo tiempo que limitaban la ingesta de sodio y calorías vacías (alimentos que no contienen nutrientes).

Los investigadores creen que es probable que el alto contenido de fibra también influya en la relación entre comer peras y tener un menor peso corporal. La fibra es importante para nuestra dieta diaria por varias razones – ayuda a la digestión y nos hace sentir satisfechos por más tiempo. Esto a su vez ayuda a evitar los antojos de más alimentos, lo que ayuda a perder peso. Los estudios también han demostrado fibra puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, y el cáncer.

Los resultados, publicados en el diario Nutrition and Food Science, estipulan que el consumo de peras frescas debe ser promovido como parte de una mejor alimentación ya que están llenas de nutrientes y ayudan a reducir el hambre.

{ Comments on this entry are closed }

 

Las mandarinas, elixir para el metabolismo y depuradoras

Aprovecha al máximo los beneficios de esta fruta cítrica, que además de vitamina C tiene una buena cantidad de selenio

terra.cl

Las mandarinas, un clásico de todas las estaciones y especialmente del invierno, son exquisitas y además aportan varios nutrientes sumamente importantes para el cuerpo.

El principal y tal vez el más conocido es la vitamina C. Una mandarina contiene aproximadamente el 43 por ciento de lo que requiere un cuerpo adulto por día. Es fundamental consumir ese tipo de vitamina en los meses del año en los que más se quiere evitar el resfrío.

Una mandarina contiene el 43 por ciento de la necesidad diaria de vitamina C de un cuerpo adulto.

Pero las mandarinas aportan además selenio. Es más, es el cítrico que mayor proporción de selenio ofrece, por eso actúa de un modo antioxidante, protege las células del cuerpo y depura la sangre.

Y, como si fuera poco, las mandarinas tienen un buen efecto sobre la glándula tiroides.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

¡Quema calorías mientras duermes!

hola.com.-Juan Francisco Ramírez

Que estemos durmiendo no significa que nuestro cuerpo esté ‘dormido’, apagado. Continúa trabajando, sólo que de otra forma. Y ha de hacerlo para mantener el pulso, las constantes vitales, el organismo convenientemente hidratado, la necesaria relajación muscular… El cuerpo sigue funcionando; lo que descansa es el cerebro, la actividad neuronal. Y sólo parcialmente, pues al igual que le sucede al cuerpo ha de mantener un sistema de guardia, que se entretiene haciéndonos soñar.

e hecho, una buena pesadilla, de esas en las que corremos delante de algún monstruo, constituyen un magnífico ejercicio… Bromas aparte, lo cierto es que el cuerpo continúa con su tarea, sólo que en estado de letargo. Y mientras tanto está quemando calorías: para respirar, para concluir la digestión de la cena, para soñar… Si bien, la cantidad de consumo calórico mientras duermes es muy baja.

Va a depender de tu peso. Si estás entre 72 y 75 kilos, quemas en torno a 70 calorías por hora mientras duermes, lo que hace un total de 550-560 al cabo de ocho horas de sueño. Huelga decir que a mayor peso aumenta ligeramente dicha cantidad, que se reduce también algo para los más delgados.

Cómo acelerar el metabolismo

Pero podemos ayudar a nuestro cuerpo a aumentar ese consumo a través de una actividad moderada, como puede ser una salida a pasear al perro o simplemente a dar una vuelta alrededor de la manzana. Manteniendo un proceso activo, pero moderado, antes de irnos a la cama haremos que aumenten un tanto las revoluciones, y de esa forma el metabolismo haya de hacerles frente con un mayor consumo calórico.

Luego está por supuesto, un entrenamiento algo más vigoroso a últimas horas del día; que dicho sea de paso es lo normal en el 80% de la población, puesto que no puede hacerlo a otra hora. Y aquí el reparto entre ejercicio aeróbico (correr, pedalear, nadar…) y/o anaeróbico (pesas, abdominales…) no es tan relevante. Si lo que buscamos de verdad es quemar calorías, debemos hacerlo con intervalos de alta intensidad, con picos altos de frecuencia cardiaca y otros de recuperación. El problema está en distanciar lo suficiente el sueño de dicho ejercicio interválico, por la excitación a la que sometemos al organismo: el sistema simpático y la adrenalina se disparan, y cuesta conciliar el sueño hasta que recupera su homeostasis, esa cualidad de autorregulación de los seres vivos, que nos permite mantener una condición interna estable.

Así que pensemos mejor en algo más moderado. Nuestro cuerpo va a recibir un estímulo que hará que el metabolismo entre en fase catabólica y convierta moléculas en energía. Algo que continuará sucediendo 2 ó 3 horas después, cuando me vaya a la cama. Tras hacer ejercicio, el cuerpo te pide una fase de reposo/descanso para recuperarse del esfuerzo. Lo aconsejable es dejar al menos una hora de intervalo entre el final de nuestros ejercicios y la hora de dormir, más que nada para que nuestro cuerpo se relaje y la adrenalina que hemos segregado vaya desapareciendo. Esto en el caso de un ejercicio moderado; pero para un entrenamiento algo más intenso, lo suyo es demorar al menos 2-3 horas el irse a la cama. Con la tranquilidad de que la “máquina” seguirá quemando más grasa que si hubiésemos estado sentados delante del televisor desde que entramos en casa.

{ Comments on this entry are closed }

 

Bajar de peso: 4 hábitos que te ayudarán

peru.com

El verano está muy cerca, por lo que las personas queremos bajar de peso y tener un cuerpo esbelto. Sin embargo, la falta de tiempo suele hacer que no podamos para hacer ejercicio y poder eliminar esos kilos extras. Por ello, a continuación te decimos cuatro hábitos que te ayudarán.

1.- Cena con poca sal

Una manera de despertar y sentirte menos hinchado es evitar comidas que contengan mucha sal. Es así que se recomienda cenar vegetales al vapor.

2.- Ejercítate

Muchas veces, las personas creemos que debido a la rutina de trabajo es imposible hacer ejercicio, pero salir a caminar por la noche o correr un poco podría ayudarte a bajar de peso.

3. Evita comer comida de la calle

Las comidas de los restaurantes no son saludables. Por ello, lo mejor es llevar al trabajo comida hecha en casa. Podrías prepararla por la noche.

4. Hidrátate

Beber agua te ayudará a limpiar tu organismo. Asimismo, hazlo solamente hasta una hora antes de dormir o querrás ir al baño durante la noche.

{ Comments on this entry are closed }

 

Tips para adelgazar

  • Evite engordar en Fiestas. Si usted es el anfitrión de la fiesta, regale las sobras. Mantenga suficientes platos desechables listos para repartir alimentos dulces y otros poco saludables a los invitados
  • Si viajas en estas fiestas, puedes hacer ejercicio con una cuerda de saltar en cualquier lado
  • El café contiene ácidos orgánicos que elevan el nivel de azúcar en el cuerpo y el de la insulina, lo cual fija las grasas
  • Ahorra calorías. Toma agua en lugar de tomar un vaso grande de jugo o refresco regular. ¡Te ahorras 150 calorías!
  • Las porciones gigantes. Si el restaurante te ofrece aumentar la porción por el mismo precio, acepta sólo si vas a compartir

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas