From the category archives:

Obesidad

 

¿Se queman más calorías subiendo escaleras?

Pues sí, es un ejercicio exigente desde el punto de vista físico. Y un consejo: no te saltes peldaños.

muyinteresante.es.-Pablo Colado

Si estás pensando en ponerte a hacer ejercicio sin demasiadas complicaciones, la ciencia te recomienda, en primer lugar, que te olvides del ascensor. De hecho, antes de que existieran las pruebas de esfuerzo, controlar la función cardiorrespiratoria después de haber subido escaleras era un test fiable para averiguar si alguien estaba en forma. Hace seis años, una investigación canadiense realizada con personas de más de sesenta años demostró que esa actividad es dos veces más agotadora que andar rápido, y consume un 50 % más de calorías que levantar pesas o caminar por una rampa inclinada, como informa Elena Sanz en el último número Extra de Preguntas y Respuestas de Muy Interesante.

Por su parte, científicos de la Universidad de Roehampton, en el Reino Unido, comprobaron que subir cinco pisos a pie cinco veces a la semana supone quemar una media de 302 kilocalorías si no nos saltamos peldaños, y 260 cuando lo hacemos de dos en dos. Los investigadores atribuyen la diferencia no solo a que invertimos más tiempo en el primer caso, sino también a que los pasos breves suponen una contracción más rápida de los músculos y, en consecuencia, un mayor gasto de energía.

Los beneficios no terminan ahí. En un artículo de la revista especializada Preventive Medicine se podía leer que dedicar 13,5 minutos al día durante siete semanas consecutivas a este ejercicio produce mejoras fisiológicas importantes, como una ralentización del ritmo cardiaco y un aumento de los niveles del llamado colesterol bueno.

{ Comments on this entry are closed }

 

Dieta de la Piña: beneficios y riesgos, ¿qué opinan los expertos?

lagranepoca.com.-Lilia Santana Moreno

La famosa dieta de la piña es conocida como régimen para perder kilos rápidamente y lucir “espectacular”. Dadas las propiedades diuréticas del fruto, la piña parecería que puede cumplir con este objetivo, sin embargo, los expertos opinan lo contrario. Es decir, llevar una monodieta tiene sus pros y sus contras, y si esta es considerada una dieta milagro, deberás tomar algunas sugerencias de los expertos.

La dietista zaragozana Sara Garcés explica que la dieta de la piña es considerada una dieta hipocalórica, llegando a las 1.000 calorías por día. Por lo que se considera que es una dieta que no cubre la necesidad nutricional que requiere el organismo y puede suponer un déficit de nutrientes para la persona que lleva a cabo, según indicó el medio Heraldo.

La dieta de la piña es un régimen estricto respecto a los alimentos que se permiten ingerir, así como por la ingesta de calorías. Sumado a esto, la dieta de la piña es concebida como una dieta milagro, que al tiempo de abandonarla se viene el rebote, expresa la especialista.

Según Garcés, a algunas dietas como la de la piña, “se les otorgan propiedades que no les corresponden”, considerando que están fuera de una dieta equilibrada y aplican una especie de ayuno, a través del cual, se pierde peso y masa muscular que se recupera al poco tiempo.

La experta explica que esta dieta hipocalórica consiste en que durante cinco días, en torno a tres comidas -ampliables a cinco, se debe incluir la fruta de la piña. Sugiriendo que la ingestión de los alimentos, sea acompañada por ejemplo por pollo o carne.

Durante el desayuno, esta dieta recomienda tomar dos rodajas de piña y un trozo de pan integral. A la mitad de mañana un zumo de piña. Cuando ya es mediodía se ingiere piña acompañada con pollo. En la merienda se come piña en almíbar; y en la cena, la ingesta de la piña es recomendada con una lata de atún, indica Garcés.

Entre las propiedades de la piña que ayudan a adelgazar se encuentra la Bromelina, un extracto derivado de los tallos del fruto. Se trata de una encima que ayuda a las células del páncreas a descomponer los alimentos para que aporten energía, la misma que será quemada en vez de ser procesada como grasa, señala la Fundación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La piña, además de ser activadora del metabolismo, también facilita la digestión y la eliminación de grasa. Además, este fruto contiene muchas fibras y agua, por lo que sus efectos diuréticos son destacables en el tema de bajar de peso. Por otra parte, la piña combate las infecciones e inflamaciones digestivas. Sus azucares naturales la convierten en un energético natural y su riqueza en fibras hacen que el organismo experimente la sensación de saciedad, indica el sitio especializado Innatia.

Pero la dieta de la piña se encuentra entre las monodietas menos indicadas. El Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) alertó sobre los efectos secundarios o rebote de las dietas que prometen perder mucho peso en poco tiempo, además de ser poco saludables  y carecer de “sustento científico”. Estefanía Ramo, nutricionista dietista de IMEO, indica que “a la hora de perder peso principalmente se elimina masa muscular y cuándo se termine la dieta volveremos a recuperar el peso con gran facilidad”.

Para saber si es recomendable llevar una monodieta como la dieta de la piña, es recomendable tomar en cuenta los siguientes inconvenientes que cita la especialista Irma Domínguez Azpiroz en el sitio especializado Infoalimenta:

  • Debido a la falta de variedad y cantidad de alimentos, la dieta de la piña no cubren las necesidades nutricionales y por ende no son equilibradas. En la generalidad conducen a déficits de vitaminas y minerales.
  • Al disminuir el aporte energético (semiayuno), el organismo compensa la falta de energía recibida, con un aumento de la destrucción de las proteínas corporales (como fuente alternativa de energía).
  • Esto conduce a una pérdida de masa muscular y también la formación de cuerpos cetónicos (peligrosos para el organismo cuando su formación se prolonga en el tiempo).
  • Puede ocasionar  trastornos del comportamiento alimentario (anorexia y bulimia), que a veces son de mayor gravedad que el exceso de peso inicial.
  • Además de no conseguir cambiar los malos hábitos alimentarios, suelen acentuar los errores.
  • Favorecen el efecto “rebote” o “yo-yo”.
  • Produce efectos psicológicos negativos.

{ Comments on this entry are closed }

 

Tres hábitos que afectan tu metabolismo

¿Te ejercitas y comes sano pero no pierdes peso? Esta puede ser la razón

sumedico.com

¿Haces ejercicio y llevas una alimentación sana pero aún así no logras bajar de peso? Seguramente el problema no esté en tu rutina, sino en tu metabolismo.

El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que permite convertir los alimentos en la energía que necesitamos, pero cuando éste es muy lento, lo que causa es que se almacene la grasa y por consiguiente se suba de peso.

El nutricionista Yuri Elkaim explica que hay muchos métodos para acelerar el metabolismo; sin embargo, muchos de ellos son falsos y sólo crean confusión así como problemas de salud.

Ante esto, el especialista señala que hay tres hábitos que comúnmente se comparten para acelerar el metabolismo, pero que realmente no deben hacerse porque no son efectivos.

  • Hacer demasiado cardio: usualmente los ejercicios cardiovasculares se utilizan para bajar de peso y aunque llega a funcionar, al cabo de unos meses no son efectivos. Esto se debe a que se reducen los niveles de testosterona y de la hormona del crecimiento, además de que aumentan los de cortisol, teniendo como consecuencia mayor nivel de grasa en el área del estómago. El entrenamiento muscular es la mejor opción para tener un metabolismo sano.
  • Desayunar carbohidratos simples: consumir pan blanco, cereal, bagels o muffins en la primera comida del día, genera un aumento de azúcar, lo que provoca que se libere insulina, una de las hormonas responsables de la acumulación de la grasa. Lo más recomendable es incluir en el desayuno, por lo menos 20 gramos de proteína.
  • Tener más de cinco comidas al día: comer especialmente carbohidratos, aumenta los niveles de azúcar en la sangre y por consiguiente los de insulina, por lo que en vez de quemar la grasa, ésta se va almacenando.

Recuerda que cada persona tiene organismos y necesidades diferentes, por lo que antes de realizar cualquier cambio de dieta o ejercicios, debes acudir con un especialista para que te de la rutina ideal para ti.

{ Comments on this entry are closed }

 

Investigación revela que la leche ayudaría a perder peso

Hace ya algún tiempo se viene discutiendo la importancia de la leche en otros ámbitos de la salud, beneficios que hasta ahora eran desconocidos. Las nuevas revelaciones hacen que esté alimento sea a un más completo y que además permita mantener a la gente esbelta.

El tomar leche nos ayudaría en el proceso de pérdida de peso y así, evitar problemas como la obesidad. Esto, según recientes estudios, como el publicado en el Journal of American College of Nutrition por la investigadora Marta Van Loan, PhD, Universidad de California (EE.UU.) y el desarrollado por la Universidad Ben Gurión de la ciudad de Beersheva, en el desierto del Negev (sur de Israel).

Las investigaciones muestran que las poblaciones de diferentes rangos etarios que consumen leche son más delgadas y menos propensas a la obesidad. Además, los programas de pérdida de peso con dietas ricas en lácteos tienen mayores tasas de disminución de peso en comparación con las dietas que no incluyen este alimento.

Se demostró que hombres y mujeres, sometidos a evaluación durante 2 años, que consumían un tercio de litro de leche lograron perder alrededor de seis kilos de peso  versus personas con un consumo de calcio inferior, aproximadamente medio vaso de leche, adelgazaron tan sólo unos tres kilos en el mismo periodo.

Esto ocurriría gracias al alto contenido de calcio de la leche, que estimula la quema de grasa en el cuerpo, previniendo el aumento de peso. Otro mecanismo de acción del calcio se basa en el hecho de que este nutriente impide que las células absorban las moléculas de grasa corporal.

Profesionales de la salud están apostando por diversos alimentos lácteos como un componente importante en los procesos para bajar de peso. La leche por su alto contenido de proteína está relacionada con la sensación de una mayor saciedad al momento de consumirla. Además, las proteínas también favorecen los procesos de crecimiento y renovación de los músculos.

En cuanto al efecto del calcio en la prevención de la obesidad y el mantenimiento del peso, hay un resultado efectivo al consumir leche a lo largo del tiempo. Se recomienda ingerir entre 1.000 mg y 1.200 mg de calcio al día y dado que la leche es la principal fuente de este nutriente se deben tomar entre tres a cuatro tazas por día.

La buena noticia, es que tomar leche todos los días nos permite mantenernos en forma y prepararnos para el verano.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Si estás a dieta, limpia la cocina

Las cocinas sucias y desordenadas crean ansiedad y nos empujan a comer compulsivamente.

muyinteresante.es

Los kilos de más pueden venir de donde menos te lo esperas. Porque aunque resulta obvio que la cocina es una zona de riesgo (o, mejor dicho, LA zona de riesgo), a nadie se le había ocurrido averiguar hasta ahora si tenerla limpia o sucia, desordenada o en estado de revista, influye en la cantidad y el tipo de comida que tomas. Y parece que sí. Y mucho.

Esto es lo que ha descubierto un equipo de científicos en el laboratorio Food and Brand Lab, centro perteneciente a la Universidad Cornell, en Nueva York.

El experimento ha consistido, simplemente, en poner a 101 mujeres en la tesitura de permanecer diez minutos en una cocina donde podían tomar galletitas, snacks o zanahorias a discreción. Mientras que la mitad de las voluntarias esperaba en una estancia desastrosa, llena de papeles tirados y platos sucios en el fregadero, la otra mitad lo hizo en una cocina escrupulosamente ordenada y pulcra.

El resultado de este curioso ensayo fue concluyente: las primeras salieron con el doble de galletitas y 65 calorías más en su cuerpo que las segundas, como cuentan los investigadores en la revista Environment and Behavior. “Estar en un ambiente caótico y sentir que pierdes el control es malo para las dietas. Parece que incita a la gente a pensar: ‘si todo está descontrolado, ¿por qué no lo voy a estar yo?’. Sospecho que a los hombres les ocurre lo mismo”, ha explicado Lenny Vartanian, Profesor Asociado de Psicología en la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) y director del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

 

Estos son algunos errores que dañan tu metabolismo

Muchas veces creemos que haciendo dietas drásticas mejoramos nuestra condición física pero sin darnos cuenta estamos perjudicando nuestro organismo.

Muchas veces creemos que haciendo dietas drásticas mejoramos nuestra condición física sin darnos cuenta que, por el contrario, en vez de alimentarnos correctamente, estamos perjudicando nuestro organismo. Estos son los errores más comunes que dañan nuestro metabolismo.

Desayunar demasiado tarde

No desayunar dentro de la primera hora luego de que nos despertemos es uno de los peores errores que podemos cometer, ya que este ayuno prolongado enlentece notoriamente el metabolismo y afecta la capacidad de perder peso.

Cuando pasamos demasiadas horas sin comer, el organismo recibe el mensaje de que debe reservar energía, por lo cual la grasa corporal se acumula y el metabolismo desacelera su ritmo. Para evitar este error que afecta tu metabolismo, toma un desayuno proteico (¡no solamente una taza de café!) dentro de la primera hora tras levantarte por las mañanas.

Saltar comidas

Saltarnos cualquiera de las comidas del día puede sabotear nuestros esfuerzos por perder peso, ya que el metabolismo se desacelera ante la falta de alimento: el organismo lo interpreta como una situación de supervivencia en la que debe conservar grasas y acumular calorías para ser transformadas en energía. Además el cansancio que puede producirse al saltar comidas también enlentece el ritmo metabólico.

No hacer ejercicio

Mantener una rutina de ejercicios estable mantiene la pérdida de peso activa y una mejor capacidad metabólica para quemar grasas. El cuerpo sigue trabajando hasta 24 horas después de una rutina de ejercicios, y por eso dejar pasar muchos días sin hacer ejercicio no hace más que enlentecer el metabolismo y frenar la pérdida de peso.

Consumir poca fibra

El hábito de comer cereales blancos refinados nos quita mucho del necesario consumo de fibra. Aumentar los niveles de fibra cambiando a panes, arroces y pastas integrales aumentará nuestro metabolismo.

Deficiencia de minerales y vitaminas

Debemos hacer una prioridad el elegir alimentos que nos aporten suficientes proteínas, hierro, vitamina D y calcio. En lugar de consumir calorías vacías, los alimentos con estos minerales y vitaminas ayudan a mantener el funcionamiento del metabolismo en forma óptima y poder quemar grasas.

Tomar alcohol

El alcohol desacelera el metabolismo y su capacidad de quemar grasas, además de deshidratar al organismo. Por ello, es importante no tener el hábito de tomar más de un vaso de alcohol, y siempre tomar agua luego para rehidratar al cuerpo y no afectar al metabolismo.

{ Comments on this entry are closed }

 

Consejos prácticos para ponerse en forma y bajar de peso

Si ya has desistido de algunas buenas intenciones, es posible que estos tips te ayuden a retomarlas

terra.cl

Ponerse en forma y bajar de peso son con toda seguridad los dos propósitos que la inmensa mayoría de personas quieren cumplir. Si la verdadera cuesta de enero es para ti hacer ejercicio y compaginarlo con tu rutina diaria , aquí te dejamos algunas claves para que el deporte entre en tu vida para siempre:

1. Elige tu deporte

Selecciona un deporte acorde a tu personalidad, con el fin de que te resulte atractivo seguir practicándolo a largo plazo.

Puedes decantarte por el running , posiblemente la opción más económica y que está de moda; deportes de equipo , que te harán seguir un plan de entrenamiento al menos dos días por semana; o ir al gimnasio , donde los monitores o entrenadores te aconsejarán sobre los ejercicios más convenientes, así como el tiempo adecuado para cada actividad.

2. Hábito en tu vida

Practicar algún deporte no tiene que ser visto como una obligación , ya que esto hará que las excusas se multipliquen, no te pongas en forma y finalmente vuelvas a una vida sedentaria.

Si hacer ejercicio se convierte en un hábito más de tu vida, como puede ser ir con los amigos al cine, tu salud lo agradecerá. Una de las claves para lograrlo es practicar deporte con un amigo que tenga unos horarios compatibles con los tuyos.

3. Fijar unas metas

Afrontar el reto de ponerse en forma, acompañado de la pérdida de peso , es fundamental durante los primeros meses de entrenamiento.

Sin embargo, los objetivos serán mayores con el paso del tiempo. Por ejemplo, querrás bajar de los cinco minutos el kilómetro si te decantaste por el running o ganar músculo y fondo físico al ir varias veces por semana al gimnasio.

4. Alimentación + Deporte

Realizar ejercicio no tiene sentido si no se acompaña de una alimentación saludable en cada una de las cinco comidas diarias.

No picar entre horas es otro de los sencillos consejos que puedes seguir, pero también realizar un desayuno saludable para adquirir energía a través de cereales, lácteos y frutas de temporada; o tomar frutos secos naturales o plátano tras la finalización de la práctica deportiva para adquirir proteínas y vitaminas y recuperarte del esfuerzo.

5. Aumentar tu bienestar

Establecer una comparación entre el año anterior, en el que no realizabas ningún tipo de deporte, y el nuevo, tras unos meses de actividad física, te servirá para ver los cambios y mejoras que has experimentado en tu vida. Tu salud seguro que está más fuerte y te sientes mejor contigo mismo , lo que te motivará a no abandonar jamás el deporte.

{ Comments on this entry are closed }

 

La falta de ejercicio provoca más muertes que la obesidad

No hacer ejercicio duplica las muertes que provoca la obesidad. Es la indiscutible conclusión del último estudio llevado a cabo por la Unidad de Epidemiología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y que recoge la revista científica American Journal of Clinical Nutrition.

Para su investigación, los expertos contaron con la participación de 334.161 hombres y mujeres europeos con objeto de medir la relación entre la inactividad física y la muerte prematura y su posible vinculación con la obesidad y el sobrepeso. Para ello, analizaron los datos de todos los participantes midiendo, durante un promedio de 12 años, su altura, peso y circunferencia de la cintura, así como sus niveles de actividad física.

Una vez comparados los resultados y clasificando al 22,7% de los participantes como inactivos (nula actividad física), los científicos descubrieron que la falta de ejercicio (vida sedentaria) había provocado el doble de muertes que la obesidad y que la relación del índice de masa corporal (IMC) con la muerte prematura era completamente independiente.

Lo positivo que podemos extraer del estudio es que basta un ejercicio moderadamente activo para cambiar las tornas: caminar unos 20 minutos al día puede ser suficiente para reducir el riesgo de muerte temprana hasta en un 30%. El impacto de este cambio de rutina fue más apreciable entre las personas con un peso normal, pero también se produjo en aquellos voluntarios con un IMC mayor.

“Hay un mensaje sencillo: basta con una pequeña cantidad de actividad física cada día para que las personas físicamente inactivas obtengan importantes beneficios para su salud. Aunque se encontró que solo 20 minutos de caminata marcarían una diferencia, realmente deberíamos estar intentado hacer más porque la actividad física tiene muchos beneficios para la salud y debe ser una parte importante de nuestra vida cotidiana”, aclara Ulf Ekelund, líder del estudio.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Ojo: Dietas express o extremas no son recomendables para bajar de peso

Inés Carbone, nutricionista jefe de la ex Posta Central, señala que pueden provocar arritmia, anemia, disminución de las defensas, activación de herpes, aftas, caída del pelo, pérdida de masa muscular, sopor, enfermedades cardiovasculares, irritabilidad y cansancio.

lanacion.cl

Después de las fiestas de fin de año la mayoría de las personas intentan bajar apresuradamente  los kilos que ganaron. Algunos se enfocan en seguir dietas express o extremas que pueden afectar su salud.

Los especialistas no las recomiendan, porque pueden  tener consecuencias como  el llamado “efecto rebote” (recuperar el peso que se perdió o más) hasta problemas cardiovasculares o osteoporosis, que es la pérdida de calidad de los huesos.

Por regla general las dietas express son restrictivas, es decir, se basan en el consumo de un determinado tipo de alimentos, prohibiendo otros. Esto puede generar un desbalance de nutrientes en el organismo.

Es por ello –plantean los expertos- que cualquier régimen alimenticio debe ser asesorado por un especialista capacitado. Las dietas deben adaptarse a la salud de cada persona, por lo que su duración también será distinta en uno u otro caso.

Inés Carbone, nutricionista jefe del Hospital Urgencia Asistencia Pública (ex Posta Central), dice que pueden provocar arritmia, anemia, disminución de las defensas, activación de herpes, aftas, caída del pelo, pérdida de masa muscular, sopor, enfermedades cardiovasculares, irritabilidad y cansancio.

También pueden producir deshidratación y constipación, lo que provoca que las personas se sientan más irritables, angustiadas y mal humoradas, y además causan alteraciones en el sueño porque están constantemente pensando que no puedes comer”.

SUPLEMENTOS

Otra de las alternativas a las que se recurre en estos meses para bajar rápido los kilos de más son los productos que prometen quitar peso, como suplementos para deportistas y “quemadores” de grasas, productos que poseen grandes cantidades de cafeína, así como otros estimulantes del metabolismo.

No obstante, estas sustancias son causantes de diferentes enfermedades cardiovasculares y pueden tener una serie de contraindicaciones, como insomnio, taquicardia, nerviosismo o debilidad muscular. Además, aún muchos pueden servir en un comienzo, pero lentamente se comienzan a saturar los microsistemas del organismo y al tiempo dejan de ser productivos”.

Además las duras rutinas de los gimnasios tampoco son recomendables en personas sedentarias o de actividad física leve, ya que pueden traer consigo lesiones por sobrecarga físico, lo que puede provocar desmotivación o simplemente abandono de la rutina.

DIETAS DE DESINTOXICACIÓN

Este tipo de dietas suma cada día nuevos adeptos, ya que muchas veces asociamos las frutas y verduras con una alimentación saludable.

“Si bien es cierto que este tipo de alimentos son súper sanos, ya que nos entregan proteínas, vitaminas y fibras, igual necesitamos consumir productos ricos en proteínas e hidratos de carbono”, indica la profesional de la ex Posta Central.

Los carbohidratos tienen la mala fama de que nos hacen engordar, pero muchos hemos olvidado que son la principal fuente de energía, añade.

“Es importante aprender a comer en porciones adecuadas y preferir los productos integrales, sólo así crearemos un hábito de alimentación que sí nos permitirá bajar nuestro porcentaje de grasa de manera saludable. Además debemos incluir rutinas de ejercicio, al menos 3 veces por semana, un ejemplo es preferir caminar que tomar locomoción colectiva o preferir las escaleras a que usar el ascensor”, indica la nutricionista.

Quinoa, té rojo, agua con limón o savia son algunos de los superalimentos que afirman actuar como quemadores de grasa y que para muchos tienen el potencial de eliminar de nuestro organismo sustancias químicas dañinas. Lo que permitiría lograr deshacernos de esos kilitos de más que tanto nos molestan.

Sin embargo, no existen estudios científicos que entreguen pruebas convincentes de que estas dietas de desintoxicación puedan eliminar contaminantes de nuestro organismo. Es por ello que si se busca perder peso y tener una vida saludable, la mejor opción es seguir una dieta balanceada rica en frutas, carnes, vegetales, pescados y carbohidratos.

UNA ALTERNATIVA: COMER CADA 3 Ó 4 HORAS

La mejor forma de adelgazar -señala la especialista- es seguir las recomendaciones habituales para una alimentación sana y balanceada: no saltarse comidas, respetar los horarios, beber agua en abundancia y privilegiar el consumo de frutas y verduras, junto con actividad física periódica.

Para la nutricionista, la mejor receta para bajar de peso de manera efectiva y natural es no saltarse ninguna comida del día y consumir cada tres o cuatro horas porciones reducidas de alimento. Lo ideal, en este caso, es incorporar tres porciones de frutas y dos de verduras junto a dos litros de agua de forma diaria.

También lo es realizar ejercicios aeróbicos como correr, andar en bicicleta y caminar a paso rápido, entre otros, con un mínimo de 30 minutos al día y tres veces a la semana en promedio.

{ Comments on this entry are closed }

 

Cómo acelerar tu metabolismo naturalmente para bajar de peso

diariodemexico.com.mx

El principal problema de las mayorías de las dietas que nos encontramos en la red, es que se basan en el recorte de calorías. La mayoría de nosotros deseamos adelgazar rápidamente y creemos que con las dietas bajas en calorías tendremos resultados en poco tiempo. Pero realmente lo que estas dietas producen es un déficit de energía enorme, lo que hace que abandonemos las dietas a los pocos días de haberlas comenzado. Lo que realmente debes saber es cómo acelerar tu metabolismo naturalmente para que te sea más fácil bajar de peso de forma segura y sin rebote.

Primeramente es fundamental quitarnos de la cabeza la idea que muchos tenemos, de que mientras menos comamos, más rápido bajaremos esos kilitos de más que tanto nos atormentan. Omitir una comida al día o consumir menos calorías de las que nuestro cuerpo necesita puede ser contraproducente.

Cuando reducimos el número de calorías y alimentos que normalmente consumimos, nuestro organismo entra en un periodo de adaptación, capta que no le estamos dando la cantidad de alimentos a la que está acostumbrado y nuestro metabolismo comienza a funcionar más lento, es por ello que tardamos más tiempo en perder peso.

Además, si por alguna razón, volvemos a consumir la cantidad de alimentos a la que antes estábamos acostumbrados, nuestro organismo seguirá con su tendencia a la lentitud, por lo que vendrá el tan indeseado rebote.

Proporcionar a nuestro cuerpo la cantidad de alimentos que necesitamos, hace que nuestro organismo trabaje más rápido y podamos quemar más calorías”.

Es por todo esto que Gabriela Macedo Ojeda, coordinadora de la licenciatura en Nutrición e investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) nos dio algunos consejos para poder acelerar nuestro metabolismo naturalmente.

Cómo acelerar tu metabolismo naturalmente para bajar de peso rápidamente

En primer lugar, debemos contemplar algunos aspectos fundamentales para comenzar una dieta como nuestra edad, sexo, condición fisiológica y actividad física para saber las cantidades adecuadas de alimentos que necesitamos.

  • 150 minutos semanales de actividad física. Por ejemplo, salir a caminar o andar en bicicleta tres veces por semana.
  • Hacer tres comidas principales y dos refrigerios. Dentro de una de las tres comidas principales hay que incluir alimentos de cada grupo. Los tres grupos de alimentos son: verduras y frutas; cereales y leguminosas; y alimentos de origen animal. Las porciones de frutas y verduras al día deben de ser de 400 gramos.  Por ejemplo, podrían ser tres porciones de verduras y dos de frutas.
  • Inicia tus comidas con una ensalada.  También empezar el desayuno con fruta trae beneficios a la salud, porque aportan al organismo fibra, vitaminas y minerales, y fitoquímicos, asociados con la prevención de cáncer.
  • Masticar más. Masticar de forma prolongada nuestros alimentos manda al cerebro una señal de que estamos comiendo más y se logra con mayor rapidez la sensación una de saciedad.
  • Es recomendable consumir una mayor cantidad de leguminosas en comparación con alimentos de origen animal, es decir, frijoles, habas, lentejas y garbanzos.
  • Consume sólo dos veces por semana carne roja, un día no consumas ningún tipo de carne, sino leguminosas y el resto de la semana carne blanca.
  • Visita a un nutriólogo para que te ayude a adquirir hábitos saludables alimenticios.  Los nutriólogos orientan a los pacientes, de manera que ellos después puedan alimentarse de forma adecuada.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas