From the category archives:

Nutricion

.

Dos tazas de café al día pueden causar incontinencia

Un nuevo estudio de la Universidad de Emory (EE UU) revela que consumir ciertas dosis de cafeína puede causar o exacerbar la incontinencia urinaria masculina. Investigaciones científicas anteriores ya habían identificado un nexo entre la incontinencia femenina y el consumo de café.

Según el estudio, basado en 4.000 sujetos y dado a conocer en la revista especializada Journal of Urology, los individuos que consumen 234 miligramos de cafeína al día son un 72% más propensos a padecer incontinencia moderada o severa que quienes apenas prueban bebidas que la contengan. Los científicos lo atribuyen a que ciertos componentes de la cafeína irritan la vejiga. Además, los investigadores destacan que la cantidad de otros líquidos que se ingiere al día no afecta a este problema. En concreto, beber mucha cantidad de agua no aumenta el riesgo de padecer incontinencia.
.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Otro estudio defiende la «cervecita» tras hacer deporte

larazon.es

La Universitat de Valencia ha acogido una jornada sobre los beneficios del consumo moderado de cerveza en la actividad física ya que, según han indicado, «un 95 por ciento de la cerveza es agua y aporta aminoácidos, vitaminas, minerales y antioxidantes que reemplazan las pérdidas ocasionadas por el ejercicio». La sesión ha finalizado con una carrera de cuatro kilómetros en la que han participado cerca de un centenar de alumnos de la universidad, informa Europa Press.

La jornada se ha celebrado en Valencia en la facultad de Ciencias del Deporte y de la Actividad Física de la UV, de la mano del catedrático de Fisiología Médica de la Universidad de Granada y autor del estudio ‘Idoneidad de la cerveza en la recuperación del metabolismo de los deportistas’, Manuel Castillo.

Al evento también han acudido la deportista de elite valenciana, Andrea Salvador, y el catedrático del Departamento de Fisiología de la facultad de Medicina y Odontología, José Viña, según ha informado la institución académica en un comunicado.

Desde diferentes perspectivas, los conferenciantes han explicado la relación de la cerveza con el ámbito científico y deportivo, «siempre en el marco de una vida activa y saludable». Según ha explicado Castillo, la composición de la cerveza «puede ser adecuada para reponer las pérdidas hidro-minerales que se producen con el sudor y para facilitar la recuperación tras el ejercicio físico, particularmente cuando se realiza en ambiente caluroso».

Además, el catedrático ha recalcado que la cerveza «no es la culpable de la obesidad», ya que «una caña tradicional, de unos 200 mililítros, contiene alrededor de 90 kilocalorías, y en su variedad sin alcohol el aporte calórico de reduce a 35 kilocalorías».

Por su parte, la atleta valenciana ha compartido su experiencia personal sobre «la importancia de mantener unos hábitos de vida normalizados y saludables», ante lo que ha comentado que «el entrenamiento invisible es un aspecto fundamental para el rendimiento de los deportistas».

«Saber compaginar las horas de esfuerzo con actividades que nos hagan desconectar, como tomar unas cervezas con los amigos, es fundamental para mantener el nivel y no olvidarnos de nuestra vida fuera de las pistas», ha manifestado.

En esta línea, los participantes han coincidido en la importancia de la rehidratación después de realizar deporte, sobre lo que Castillo ha destacado la composición «favorable» de la cerveza en relación a la hidratación deportiva, y ha señalado que «un 95 por ciento es agua, y aporta substratos metabólicos que reemplazan las pérdidas ocasionadas por el ejercicio, como aminoácidos, diversos minerales, vitaminas del grupo B y antioxidantes».

En su opinión, la cerveza consumida siempre de forma moderada, de dos a tres cañas diarias para los hombres y entre una y dos para las mujeres», los efectos beneficiosos «se observan cuando se consume dentro de una alimentación saludable y equilibrada como es la dieta mediterránea».

Asimismo, ha añadido que «una adecuada rehidratación que reinstaure completamente los depósitos energéticos perdidos puede mejorar el rendimiento físico-deportivo y optimizar la velocidad de recuperación post-esfuerzo». Para conseguirlo, según él, «lo ideal es administrar una bebida que se absorba adecuadamente, como la cerveza, y consiga restablecer, en el menor tiempo posible, el equilibrio homeostático».

Para poner en práctica lo expuesto en la mesa redonda, cerca de un centenar de alumnos de la UV han participado en las pistas de atletismo de la facultad en la carrera ‘Beer Runners’ un movimiento basado en salir a correr en grupo al aire libre para terminar el recorrido disfrutando de una cerveza y una tapa.

Esta iniciativa surgió en Filadelfia (EEUU) en 2007, cuando un grupo de corredores de la ciudad descubrió la investigación del profesor Castillo sobre cerveza y deporte, y decidieron reunirse cada semana para correr en grupo y tomar una cerveza después.

{ Comments on this entry are closed }

 

Dieta sana y ejercicio, el tándem perfecto para una buena salud

elmundo.es.-SILVIA OVIAÑO

Combatir la obesidad y el sedentarismo igual que se combate la adicción al tabaco. Ese es el objetivo para los profesionales de la salud que se dieron cita en la Asociación de la Prensa de Madrid, en el encuentro ‘Hábitos saludables. Su impacto en calidad de vida, salud y bienestar’, organizado por El Mundo, Marca y Yo Dona. Nos enfrentamos a una de las grandes pandemias de nuestro siglo. Isabel García-Zarza, redactora de Yo Dona y moderadora del evento, se preguntó como es posible que ‘en una época con tanta información sobre cómo cuidarnos, la sociedad tenga una tasa de sobrepeso tan preocupante’.

Son muchas las instituciones y empresas que se han puesto en marcha. María Ángeles del Re Asesora de la Estrategia NAOS (Nutrición, actividad física y obesidad) de la Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición, recordó que ‘la obesidad es una enfermedad grave muy difícil de tratar’, que provoca diabetes, hipertensión y enfermedades coronarias. Por eso, su programa premia, entre otras cosas, a las industrias que reducen el azúcar en sus alimentos y vigila la publicidad infantil de bebidas azucaradas para niños. Susana Granados, Subdirectora de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, explicó que su consejería pone el foco en el ámbito educativo, universidades incluidas, con desayunos saludables para los más pequeños y charlas y talleres para edades avanzadas. Andalucía, por su parte, considera la salud como un problema que atañe a toda la sociedad y su radio de acción, según explicó Carmen Lama Herrera, Subdirectora de Promoción de la Salud, también llega a los centros de trabajo.

Un niño obeso tiene todas las probabilidades de convertirse en un adulto obeso. Por eso es necesario protegerles y educarles en las edades más tempranas. Es importante predicar con el ejemplo, apuntó José Manuel Moreno Villareses, Pediatra y Nutricionista del Hospital 12 de Octubre, o sea, frente a los hijos, hacer más y decir menos.Tan importante como una alimentación equilibrada, es la práctica del ejercicio. Victoria Ley Vega de Seoane, apuntó que la inactividad es la cuarta razón de mortalidad en el mundo. Y lanzó un triste dato; el 75% de los niños no llega a los 60 minutos de ejercicio diario necesarios para un buen desarrollo. Por eso, el Ministerio de Sanidad busca fórmulas para que la población se mueva más, como el Programa DAME 10, con el que promueve que los descansos entre clases se conviertan en diez minutos de ejercicio, explicó Elena Andradas, Subdirectora General de Promoción de la Salud y Epidemiología

Las empresas privadas también aportan su granito de arena, ya sea mediante la mejora de sus productos, como Gullón, que ha reducido el azúcar, la grasa y la sal de sus productos, contó Eva Lamalfa, Directora de Comunicación de la marca, o apoyando hábitos de vida saludables, como es el caso del grupo de supermercados IFA, y por eso, explicó su Director General, Juan Manuel Morales, se han aliado con la Fundación Gasol. Y algunas compañías trabajan en los dos sentidos; mejoran sus productos y fomentan hábitos de vida saludables, como explicaron Anabel Aragón, responsable de Nutrición y Salud de Nesté y Juan Martínez, Director General de Zumosol. Sanitas ha puesto en marcha un programa de mejora se salud entre sus empleados, que ha disminuido el absentismo y aumentado la productividad, según Laura Escalante Leno, responsable de Sostenibilidad.

Comer sano y moverse, no hay más secretos. Se ha avanzado mucho en la industria, pero también la población es más consciente de la importancia de la salud. Ignacio Gallardo, subdirector de Marca. asegura que todos los años aumenta la participación en las carreras populares que organiza su periódico. Y asegura, no será una moda pasajera.

{ Comments on this entry are closed }

.

Nutrición en diabéticos

Nutricionistas de la provincia participaron de una jornada de actualización en diabetes tipo uno y dos, en la que se debatieron temas relacionadas a la nutrición al momento de tratar las patologías. Disertó María Isabel Rosón, nutricionista y docente en la Universidad de Belgrano que recomendó a las personas encontrar un plan de nutrición adecuado a sus circunstancias para mantenerlo.

Organizado por el Colegio de Graduados de la Nutrición, la actividad se desarrolló en el Hospital de Niños. El encuentro estuvo dirigido a médicos, licenciados en Nutrición, enfermeros y población interesada en el tema. La jefa del Departamento de Nutrición del nosocomio, Cristina Martínez, destacó que el objetivo fue actualizar los conocimientos en el marco de la conmemoración del “Día mundial de la Diabetes” que se recuerda mañana debido a que en los consultorios aumentaron los casos de esta patología, debido al incremento de la obesidad.

La nutricionista invitada para disertar, docente y autora de un libro sobre la alimentación en la diabetes tipo uno, indicó que se refirió principalmente al manejo del plan de alimentación de los pacientes diabéticos uno y dos, centrado en el correcto manejo de los hidratos de carbono. “Los hidratos de carbonos son los nutrientes más importantes para el paciente diabético, es importante colocarlos en la comida que corresponde y la cantidad que corresponde”, dijo Rosón.

Con respecto a la nutrición en la diabetes tipo dos, la nutricionista expresó que la enfermedad se origina por varios factores, entre ellos el exceso de peso, es por este motivo que hay que “atacar” la obesidad.

“Hay que entender la situación de cada paciente, el licenciado en Nutrición debe saber encontrar el plan de nutrición que le convenga a cada persona según sus hábitos culturales, poder adquisitivo y enfermedad, teniendo en cuenta otros conceptos, pero logrando que el paciente pueda seguir el tratamiento”, dijo.

Si bien no se puede prevenir la diabetes tipo uno, la tipo dos sí, evitando el sobrepeso y concurriendo al nutricionista que se adapte a sus circunstancias. Un factor muy importante -según la nutricionista- es la actividad física, todos los días al menos media hora.

En cuanto a los avances en el tratamiento, la nutricionista recalcó que se trata de encontrar un plan adaptado a sus circunstancias, refiriéndose en este sentido a realizar las cuatro comidas: desayunar, comer alimentos sanos como ensaladas crudas, y no excederse con las gaseosas y golosina dietéticas que poseen mucho edulcorante. “De a poco la gente se concientiza, de a poco identifica a los licenciados en Nutrición y se acerca para saber cómo comer mejor. Si hay un plan nutricional que contemple los gustos, no es difícil llevarlo adelante”, finalizó.

Hay más casos

Sobre la enfermedad la nutricionista Cristina Martínez explicó que es una afección crónica que se detecta de manera frecuente, y que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el organismo no consigue utilizar la insulina que produce. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa de la sangre como fuente de energía. Un fallo de la producción de insulina, de la acción de la insulina o de ambos procesos, generará un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, comúnmente llamado hiperglucemia. “Esto va asociado a lesiones a largo plazo del organismo y al fallo de distintos órganos y tejidos. La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en la infancia. Alcanza a niños de todas las edades, incluidos preescolares y bebés”, dijo.

La nutrición en fundamental en el tratamiento, por lo que se recomendó concurrir al nutricionista si es que se detectara la enfermedad. También es importante mantener una dieta adecuada para evitar el sobrepeso que es uno de los síntomas en la diabetes tipo dos. “Debemos a empezar a mirar qué comemos, cómo comemos y cuánto comemos”, expresó Martinez.

En este contexto advirtió que muchas veces no podemos estar conscientes de las señales y síntomas de la diabetes, que se manifiestan con sed excesiva, necesidad de orinar frecuente, apetito constante, etc.

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Tomillo, pimentón o pimienta pueden propiciar los antioxidantes

Los componentes fenólicos que hay en el tomillo, los no volátiles como los de la pimienta, los carotenos observables en el pimentón o los azufrados del ajo o la cebolla “son compuestos químicos que, en pequeñas cantidades, tienen la capacidad de reaccionar químicamente con los radicales libres” y “aumentar la presencia de antioxidantes” en el cuerpo humano.

Así lo ha afirmado la profesora de Nutrición de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia, Dolores Silvestre, durante su intervención en el curso ‘¿Es posible la dieta mediterránea hoy?’, organizado por la Cátedra Tomás Pascual Sanz-Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Según esta experta, esa “pizca” de especias, que marcan muchas veces las diferencias de sabor en el plato y constituyen el “sello distintivo” de muchas recetas, no es “despreciable” desde el punto de vista de la salud.

Puede que su aportación nutricional “sea irrelevante”, asegura, pero “se está comprobando que la presencia de estos microcomponentes puede estar en la base de lo saludable que es la dieta mediterránea”.

En este sentido, Silvestre ha presentado un análisis de los elementos y las características que definen a la dieta mediterránea. Un modelo basado en la “adecuación en energía y nutrientes, equilibrio en los aportes nutricionales, variedad en las fuentes de aportación y que sea apetecible”.

“Si una dieta no se come, no sirve para nada”, ha asegurado. Entre los ingredientes distintivos de la dieta mediterránea, esta nutricionista ha destacado a los elementos almidonados, por su “bajo índice glucémico y su cualidad de absorción energética lenta”, y el aceite, que “mejora el estado oxidativo, el estado cardiovascular y regula la glucemia”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Aprender a alimentarse

Los problemas ocasionados por una malnutrición afectan en gran medida a los más jóvenes; es necesario adquirir desde pequeños unos hábitos saludables que garanticen una correcta conducta alimenticia

La malnutrición está cada vez más presente en las sociedades más avanzadas. Parece que aunque se esté a disposición de todos los medios el buen comer no termina de arraigarse en los más jóvenes. A pesar de la ventajosa dieta mediterránea de la que se disfruta en España, los fantasmas de la anorexia, la bulimia, la obesidad, planean de manera preocupante sobre los adolescentes y los niños. Una mala nutrición es causada por una insuficiencia o exceso de algún nutriente en la dieta de una persona.

En el caso de la obesidad, es decir, la acumulación de un exceso de grasa corporal, es una forma grave de malnutrición y ha llegado a constituir un problema de proporciones epidémicas en las sociedades ricas de los países industrializados.

En España concretamente la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ya alertó en su último estudio sobre la obesidad en los niños españoles. Y es que un descontrolado sobrepeso impone una carga extra al corazón y puede causar cardiopatía grave y otros trastornos. La mayoría de los jóvenes que sufren este trastorno siguen unos hábitos alimentarios poco saludables y combinados con factores psicológicos pueden dar lugar a esta enfermedad.

Comer mucho no significa que se vaya a sufrir obesidad, sino que una ingesta de cantidades incontroladas de alimentos pueden desembocar en la enfermedad. Y si tenemos en cuenta la falta de ejercicio combinado con una mala alimentación los síntomas que sufre el adolescente pueden llegar a ser peores.

Alteraciones en el comer. Y en el lado opuesto se encuentran quienes sufren anorexia o bulimia, dos trastornos del comer bastante extendidos entre los más jóvenes, y sobretodo entre el sexo femenino. Muchas veces estas alteraciones en la alimentación se deben a factores psicológicos, a estados de animo o a una situación de de dificultad.

Por todo ello, cuando estos problemas terminan y se vuelve a la normalidad lo lógico es que todos los trastornos se acaben. Pero en algunos casos la alimentación se llega a convertir en una obsesión hasta el punto de terminar controlando las vidas de las personas.

En las adolescentes sobretodo es muy común que no se encuentren satisfechas con su cuerpo. Algo normal si se tiene en cuenta que durante las edades más tempranas los estereotipos televisivos y mediáticos cada vez están más marcados por la delgadez. Unas imágenes femeninas que en algunos casos muestran una flaqueza extrema.

La adolescencia es un momento en el que la vida se puede ver desde un lado más negativo, con situaciones inciertas y de gran estrés. En muchas ocasiones los adolescentes se pueden ver presionados por exigencias o expectativas de sus padres, o incluso por las suyas propias.

La incertidumbre y el miedo hace de los más jóvenes el blanco perfecto para sufrir estos trastornos en una etapa de inseguridad y de cambios. Y estos síntomas a menudo se ven reflejados en una mala conducta alimenticia.

La alimentación en los colegios. Estos problemas se han hecho eco en los colegios. Desde pequeños las comidas se controlan en las aulas, pero cuanto más mayores son el control se hace más difícil. Conscientes de todo el entramado que supone concebir unos buenos hábitos de alimentación desde las edades más tempranas, los centros ponen a disposición de los padres el calendario de comedor y esperan que exista una relación de información entre ambos para que los alumnos lleven una correcta alimentación. Hay que agradecer que los centros aparten de vez en cuando los libros para dejar paso a la educación del día a día.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Comer yogurt a diario podría mantener la diabetes a raya

Un estudio halló un efecto modesto contra la enfermedad, pero los expertos afirman que una dieta generalmente sana sigue siendo el mejor método

healthfinder.gov.-Por Kathleen Doheny

Comer una porción al día de yogurt podría reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, sugiere una investigación reciente.

“Los datos que reunimos muestran que el consumo de yogurt puede tener un beneficio significativo en la reducción del riesgo de diabetes”, apuntó el autor principal del estudio, el Dr. Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston. “No se trata de un efecto inmenso, es una reducción de más o menos un 18 por ciento [en el riesgo]”.

“El yogurt no es magia para curar ni prevenir la diabetes”, señaló Hu. “Esa es la moraleja y el mensaje que deseamos transmitir a nuestros consumidores, que debemos prestar atención a nuestro patrón dietético. No hay sustituto para una dieta saludable en general y mantener un peso corporal [sano]”.

El estudio aparece en la edición en línea del 24 de noviembre de la revista BMC Medicine. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o las células del cuerpo desarrollan resistencia a la insulina, y los niveles de azúcar en sangre aumentan en exceso.

Para el estudio, Hu y su equipo reunieron los resultados de tres grandes estudios que dieron seguimiento a los historiales médicos y a los hábitos de estilo de vida de profesionales sanitarios: el Estudio de seguimiento de los profesionales de la salud, con más de 51,000 profesionales sanitarios de sexo masculino; el Estudio de la salud de las enfermeras, que incluyó a más de 121,000 mujeres que eran enfermeras, y el Estudio de la salud de las enfermeras II, que siguió a casi 117,000 enfermeras.

Durante el seguimiento de los estudios, hubo unos 15,000 casos de diabetes tipo 2. Cuando observaron la ingesta total de lácteos, no vieron ningún efecto sobre el riesgo de diabetes. Pero cuando se concentraron en el yogurt, hallaron que una porción al día se vinculaba con una reducción en el riesgo de alrededor del 17 por ciento.

Luego, los investigadores juntaron su resultado con otros estudios publicados que observaron los vínculos entre los lácteos y la diabetes tipo 2. Encontraron que una porción de yogurt al día reducía el riesgo en un 18 por ciento.

El metaanálisis, en que se reunieron todos los resultados, incluye 14 grupos distintos con casi 460,000 personas. Unas 36,000 contrajeron diabetes tipo 2.

Los investigadores tomaron en cuenta la edad, el índice de masa corporal y otros factores del estilo de vida.

Hu dijo que no diferenciaron entre los tipos de yogurt, ya fuera yogurt estilo griego o no, ni el contenido de grasa.

Aunque estudios anteriores han encontrado que el yogurt es bueno para mantener un peso corporal saludable y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, “la mayoría de los estudios eran pequeños”, apuntó Hu. Por eso su equipo decidió observar grupos mucho más grandes.

No se sabe exactamente cómo el yogurt podría ayudar. Muchos expertos creen que los probióticos (las bacterias “buenas”) del yogurt alteran el ambiente intestinal de forma beneficiosa, ayudando a reducir la inflamación y mejorando la producción de hormonas que son importantes para el control del apetito, apuntó.

El mensaje final, dijo Hu, es que se necesitan más estudios, pero que el yogurt parece tener un lugar en una dieta saludable.

Martin Binks, profesor asociado de ciencias de la nutrición de la Universidad Tecnológica de Texas, en Lubbock, dijo que los estudios que observan la dieta tienen una limitación inherente en su capacidad de medir la ingesta alimentaria real.

Pero aún así, dijo, el vínculo podría ameritar estudios futuros. Sin embargo, es demasiado pronto para cambiar los consejos sobre la dieta basándose en esta investigación, señaló Binks.

El Dr. Osama Hamdy, director médico del Programa de Obesidad del Centro Joslin de la Diabetes, en Boston, apunta que “el yogurt es beneficioso, en general”. Pero dijo que “se trata de una asociación, no de causa y efecto”.

{ Comments on this entry are closed }

 

Las proteínas ayudan a mantener un peso saludable

La Universidad de Navarra ha participado en un estudio europeo realizado sobre 1.700 personas, niños y adultos

El aumento moderado de proteínas y la reducción de alimentos con un alto índice glucémico, como harinas refinadas o arroz descascarillado, ayudan a mantener una dieta saludable y no recuperar los kilos perdidos. Así se desprende de una investigación en la que ha participado el catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra Alfredo Martínez y que se ha publicado en la revista científicas New England Journal of Medicine.

Este análisis sobre el mantenimiento de peso a largo plazo tras haber seguido una dieta de adelgazamiento se ha realizado sobre los hábitos de alimentación de 773 familias de ocho países europeos (938 adultos y 827 niños). Entre ellos, de España, donde el trabajo se realiza desde 2005 en la Universidad de Navarra.

Los voluntarios perdieron primero un 8% de su peso y, después, fueron sometidos a cinco tipos de dieta de mantenimiento (todas bajas en grasas y sin restricciones de calorías). Los resultados, según Martínez, “demostraron que un incremento modesto de proteínas y un descenso de alimentos que aportan energía rápidamente permite mantener los kilos perdidos y, en algunos casos, continuar bajando de peso”. Esto “suponen un cambio en la idea de que las dietas con un contenido proteico de al menos un 30% son perjudiciales”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

MITOS Y VERDADES SOBRE LA NUTRICIÓN Y LA DIABETES

magallanesdeportes.cl

“La diabetes es una enfermedad crónica, sin embargo, puede controlarse y evitar su evolución nociva mediante una adecuada prescripción dietética, de actividad física y medicamentosa”, comenta StefanieChalmers, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico

Pero, ¿qué tanto influye la alimentación en la incidencia de la aparición de la diabetes? “En términos simples, la diabetes se traduce en una limitación celular para utilizar la glucosa como fuente energética, evento en que la dieta es determinante, tanto en el desarrollo de la enfermedad como en su evolución”, señala la especialista.

Chalmers plantea que diferentes elementos nutritivos, calóricos y no calóricos, pueden condicionar la incapacidad celular para recibir la señal de la insulina, que es la hormona que permite el ingreso de glucosa en las células, o bien la incapacidad de las células del páncreas para liberar la insulina en cantidades normales.

Por otra parte, la dieta rica en carbohidratos, principalmente los refinados, simples o “dulces”, también pueden influir. “Ello porque puede determinar un deterioro de la homeostasis de la glucosa, al generar un sobreesfuerzo pancreático que determine una limitación a largo plazo en la capacidad de liberar insulina”, comenta la experta.

Sobre cuánto influye el exceso de azúcar, StefanieChalmers indica que no solo puede afectar la funcionalidad pancreática, sino que también es un gran determinante del consumo excesivo de calorías, cuya consecuencia es el sobrepeso y la inflamación sistémica asociada.

De acuerdo al factor peso, la experta en nutrición de la Universidad del Pacífico señala que debe ser un elemento a considerar incluso desde que la madre está embarazada. “La alimentación y el estado nutricional de la madres son determinantes en la salud, crecimiento y desarrollo del hijo por nacer. El tipo y cantidad de ácidos grasos que consume la madre, son los que almacena en su tejido adiposo y los que constituirán las membranas celulares del bebé en gestación, y los niveles de lípidos plasmáticos, junto con los niveles de todos los otros macro y micronutrientes, pueden modular el comportamiento metabólico del bebé, pudiendo influir en una mayor vulnerabilidad ambiental para el desarrollo de patologías que se evidencian a posterior”, advierte.

Claramente uno de los factores que incide es el sobrepeso. “El exceso de tejido adiposo genera una secreción constante de factores pro inflamatorios que alteran la capacidad celular de recibir la señal de insulina, favoreciendo la resistencia a la insulina y la diabetes. El mismo efecto tiene el exceso de ácidos grasos circulantes en sangre, por lo que la dieta hipercalórica o hipergrasa puede favorecer el fenómeno”, agrega.

La nutricionista también destaca la importancia de que exista una correcta alimentación desde la primera infancia. “Respecto a la diabetes, se debe considerar que los organismos de los bebés y los niños tienen las mismas funciones y vulnerabilidades fisiológicas, por lo que el control nutricional del niño que está en desarrollo se constituye como una base que luego sustentará sus respuestas metabólicas a futuro, y su descuido es un clave favorecedor de riesgo en su salud a corto, mediano y largo plazo. Vigilar la alimentación del bebé y seguir los consejos de su nutricionista en cuanto a tipo de alimentos, cantidades, horarios, etc., es clave para evitar, retardar o disminuir la severidad de cualquier patología que pudiera estar predeterminada o favorecida por el componente genético”, aclara.

¿Y es posible prevenir la diabetes a través del consumo de ciertos alimentos? “No se trata de consumir algún alimento que prevenga la diabetes, se trata de mantener una alimentación organizada y saludable para prevenir la diabetes”, enfatiza la especialista.

Es así como las mismas recomendaciones conocidas para evitar el aumento de la obesidad y minimizar el riesgo cardiovascular, son las que deben aplicarse para la prevención de la diabetes. “Las desregulaciones mencionadas tienen una base patológica coincidente. En resumen, una dieta rica en frutas y verduras (antioxidantes y fibra), reducida en grasas saturadas y trans, con aporte de ácidos grasos de origen marino y oliva, con ingesta de cereales integrales y baja en azúcares simples, con una cuota proteica y calórica acorde a la edad, género y gasto energético, son la base”, asegura.

Alimentos recomendados

Para quienes ya sufren de diabetes, la docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico señala que existen algunos alimentos que ayudan a paliar los efectos de esta enfermedad. “Entre los más destacados están los alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos de tipo omega 3, así como aquellos que sean buena fuente de nutrientes, usualmente escasos en la dieta occidental, como potasio, magnesio, calcio, cobre y fibra. De esta forma los berries, kiwis, cereales integrales y el pescado, son destacables”, indica.

De acuerdo a numerosas publicaciones que tienen distintos niveles de evidencia, la experta menciona además como apoyo a la dieta alimentos como la cúrcuma, la canela y el jengibre, que pueden usarse sin problemas porque no presentan riesgos generales para la salud.

{ Comments on this entry are closed }

 

Expertos en nutrición reiteran los beneficios de la cerveza para evitar enfermedades cardiovasculares

Los expertos en nutrición, Henk Hendriks y Ramón Estruch, han reiterado los beneficios de las bebidas fermentadas, entre ellas la cerveza, para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Los expertos en nutrición, Henk Hendriks y Ramón Estruch, han reiterado los beneficios de las bebidas fermentadas, entre ellas la cerveza, para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Esta han sido algunas de las consideraciones que el líder de Proyecto senior Fisiología Humana en el Instituto de Gerontología Experimental en Zeist de Países Bajos, Henk Hendriks, y el médico consultor senior en Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, Ramón Estruch, han realizado en el marco del III World Congress of Public Health Nutrition que se desarrolla estos días en Las Palmas de Gran Canaria.

Ambos han debatido sobre los beneficios que las bebidas fermentadas, consumidas de forma moderada y por parte de adultos sanos, podrían tener sobre la salud, siempre que estén enmarcadas dentro de estilo de vida saludable y de una alimentación equilibrada, según informó la organización en nota de prensa.

En este sentido, el Dr.Henk Hendriks ha incidido en los efectos protectores que la cerveza podría tener sobre el sistema cardiovascular por los nutrientes derivados de sus ingredientes naturales, entre los que citó las vitaminas del grupo B y los polifenoles o antioxidantes naturales, que poseen una “gran capacidad” antiinflamatoria y antioxidante, “capaz de evitar los daños que se puedan generar en el ADN de las células ante situaciones de estrés y que pueden favorecer mejores” niveles de colesterol total en sangre.

Al respecto, el Dr. Ramón Estruch se refirió a cómo la Dieta Mediterránea, en la que puede incluirse un consumo moderado de bebidas fermentadas, puede ayudar a evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares y a prevenir la mortalidad global y la incidencia de patologías como la diabetes, el cáncer, el deterioro cognitivo y otras enfermedades de naturaleza neurodegenerativa.

En este sentido, la carencia o el exceso de distintas sustancias nutritivas puede orientar sobre el riesgo de padecer o desarrollar diversas patologías, indicando el Dr. Hendriks las conclusiones de un estudio en el que se ha observado los niveles en sangre de un aminoácido llamado homocisteína que funciona como marcador de distintos accidentes cardiovasculares.

Agregó que parece existir una relación directa entre niveles excesivos de homocisteína en sangre y la predisposición a desarrollar enfermedades como la arterioesclerosis y la trombosis, apuntando que a la luz de los resultados del estudio “el consumo moderado de alcohol en general puede proteger del riesgo de enfermedades coronarias al elevar los niveles de HDL en sangre, si bien algunas bebidas pueden aumentar los niveles de homocisteína en sangre. No es el caso de la cerveza, que debido a la gran cantidad de vitaminas del grupo B que esta bebida contiene, y especialmente de vitamina B6, parece ser suficientemente significativo como para evitar que se incrementen los niveles de homocisteína inducidos por el consumo de alcohol”.

Por su parte, el Dr. Ramón Estruch, que también es coordinador del estudio Prevención con Dieta Mediterránea (PREDIMED), resalta las principales conclusiones del estudio, apuntando que el patrón alimentario próximo a la Dieta Mediterránea tradicional permite reducir hasta en un 30 por ciento el riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares mayores (infarto de miocardio, ictus o muerte cardiovascular) en pacientes de alto riesgo cardiovascular.

Así se refirió a un subestudio del citado estudio PREDIMED, denominado ‘Cerveza, Dieta Mediterránea y enfermedad cardiovascular’, donde se analizó el patrón alimentario global de los consumidores moderados de cerveza frente a los no consumidores, concluyendo que las personas que consumían cerveza habitualmente de forma moderada presentaban una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión (factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares), así como unas cifras mayores de HDL y menores de LDL.

Finalmente, el Dr. Ramón Estruch ha recordado que la Dieta Mediterránea se caracteriza por la abundancia de alimentos vegetales (frutas, verduras, legumbres y frutos secos) pan y otros cereales, el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas, el aceite de oliva como grasa principal y una ingesta moderada de bebidas fermentadas (cerveza, vino y sidra), consumidas normalmente durante las comidas.

Por último, subraya, que según indica la Pirámide de Alimentación Saludable elaborada por la SENC, una alimentación equilibrada como la Dieta Mediterránea, “puede incluir el consumo moderado y opcional de bebidas fermentadas como la cerveza o el vino, ya que al estar elaboradas a partir de ingredientes naturales, mantienen una serie de nutrientes y micronutrientes intactos”.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas