From the category archives:

Diabetes

 

Un análisis sugiere que tener la cintura grande eleva el riesgo de diabetes

Las altas tasas de diabetes tipo 2 en EE. UU. en comparación con Reino Unido podría deberse a mayores niveles de grasa en la cintura

Tener una cintura de mayor tamaño, en lugar de factores tradicionales como la obesidad, es la razón principal de por qué Estados Unidos tiene un mayor índice de diabetes que Inglaterra, señalan los investigadores.

Los nuevos hallazgos aportan más evidencia de que el exceso de grasa en la parte central del cuerpo es un riesgo para la salud y sugieren que los estudios de la diabetes tipo 2 deberían centrarse en el tamaño de la cintura junto con los factores de riesgo tradicionales, señalaron investigadores estadounidenses y británicos.

La diabetes se presenta en aproximadamente el 16 por ciento de los hombres estadounidenses, el 14 por ciento de las mujeres estadounidenses, y en el 11 por ciento y 7 por ciento de los hombres y mujeres de Inglaterra, respectivamente, apuntaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de RAND Corp., una organización de investigación sin fines de lucro.

Cuando los investigadores analizaron los estudios sobre la salud y los estilos de vida de las personas de Estados Unidos e Inglaterra, no encontraron ninguna relación entre las mayores tasas de diabetes de Estados Unidos y los factores de riesgo convencionales, tales como edad, tabaquismo, nivel socioeconómico o índice de masa corporal (la relación de la estatura en función del peso que se utiliza para medir el sobrepeso y la obesidad).

Pero sí encontraron que las cinturas de los hombres estadounidenses eran en promedio 3 centímetros (1.5 pulgadas) más grandes que las de los hombres de Inglaterra. Y que las cinturas de las mujeres estadounidenses eran en promedio 5 centímetros (2 pulgadas) más grandes que las de las mujeres de Inglaterra.

Además, las mujeres estadounidenses eran mucho más propensas que las mujeres de Inglaterra a afrontar un mayor riesgo de diabetes debido al tamaño de su cintura (69 frente a 56 por ciento), mientras que los hombres estadounidenses sólo tenían un riesgo de diabetes ligeramente más alto relacionado con el tamaño de su cintura que los hombres de Inglaterra, apuntaron los autores del estudio.

“Los estadounidenses tienen más grasa alrededor de la cintura que los ingleses, y ese fue el único factor que explicó en su mayoría las tasas superiores de diabetes observadas en Estados Unidos, especialmente entre las mujeres estadounidenses. El tamaño de la cintura es el factor de riesgo faltante que debe ser estudiado”, señaló en el comunicado de prensa el coautor del estudio James P. Smith, presidente corporativo de economía en RAND Corp.

Los hallazgos del estudio aparece en la edición en línea del 7 de octubre de la Journal of Epidemiology and Community Health.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Estar sentado durante horas podría aumentar el riesgo de diabetes tipo 2

El riesgo persiste incluso aunque se haga ejercicio, afirman unos investigadores

healthfinder.gov

Estar sentado por periodos largos podría aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, aunque se haga ejercicio, informan unos investigadores.

Cada hora adicional en una postura sedentaria, ya sea trabajando en la computadora u holgazaneando en el sillón reclinable, parece aumentar las probabilidades de diabetes tipo 2 en un 22 por ciento, señalaron los autores del estudio.

“Hallamos que las personas con diabetes pasan más tiempo sentadas que las personas sin diabetes, unos 26 minutos más” al día, apuntó la investigadora líder, Julianne van der Berg, de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos.

Pero advirtió que el vínculo entre estar sentado y la diabetes es solo una asociación, y no prueba que estar sentado provoque diabetes tipo 2. “No podemos sacar ninguna conclusión sobre la causalidad”, dijo.

Esos hallazgos son independientes de cualquier ejercicio de alta intensidad, como correr o nadar, añadió van der Berg.

“Todos sabemos que la actividad física es importante, pero ahora vemos que estar sentado es malo”, dijo van der Berg. “Cuanto más tiempo pase sentado, mayor es su riesgo [de diabetes tipo 2], independientemente de cuánto ejercicio haga”.

Todavía no se sabe por qué la conducta sedentaria podría tener un rol en el desarrollo de la diabetes tipo 2, comentó.

Pero dada la alta prevalencia de la diabetes tipo 2 en todo el mundo y la gran cantidad de tiempo que la gente pasa siendo sedentaria, estudios como éste son importantes, añadieron van der Berg y sus colaboradores.

El informe aparece en la edición en línea del 2 de febrero de la revista Diabetologia.

La diabetes significa que los niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal. Si la enfermedad no se trata, puede llevar a enfermedad cardiaca y renal, ceguera y amputaciones de las extremidades.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, dijo que muchos factores aumentan el riesgo de diabetes tipo 2 de una persona, incluyendo una predisposición genética a la enfermedad.

La inactividad y la dieta son factores de riesgo conocidos que aumentan el riesgo, señaló. “Lo que aumenta el riesgo no es solo el tiempo que pasamos frente a la tele o a la computadora, sino también el tipo de comida o refrigerios que consumimos sentados frente a las pantallas”, advirtió.

Para el nuevo informe, los investigadores recolectaron datos sobre casi 2,500 adultos, con una edad promedio de 60 años, que participaron en un estudio basado en la población en los Países Bajos.

Para calcular el tiempo pasado en una postura sedentaria, los participantes usaron acelerómetros durante ocho días. En ese periodo, el equipo de van der Berg calculó el tiempo de sedentarismo al día, la cantidad de descansos sedentarios, los periodos prolongados de sedentarismo (de 30 o más minutos) y la duración promedio de esos periodos de sedentarismo. También se evaluó el azúcar en sangre de los participantes.

Los investigadores hallaron que el 56 por ciento de los participantes tenían un azúcar en sangre normal, el 15 por ciento tenían un azúcar en sangre elevado, y el 29 por ciento sufrían de diabetes tipo 2.

Las personas con diabetes tipo 2 pasaban el mayor tiempo de sedentarismo (hasta 26 minutos más al día) en comparación con los que tenían un azúcar en sangre elevado o normal, apuntaron los investigadores.

Pero no se encontró ninguna conexión con la cantidad de momentos en que se dejaba de ser sedentario, la cantidad de descansos prolongados ni la duración de los descansos y la diabetes, según el informe.

“Este estudio muestra que para evitar o retrasar la diabetes, independientemente de la actividad física de alta intensidad, las personas en riesgo deben ser conscientes de, y evitar o reducir, la cantidad de tiempo que pasan siendo sedentarias”, aconsejó Zonszein.

{ Comments on this entry are closed }

 

Las mejores apps para controlar la diabetes

Univision.com.-Jimena Guarque

La tecnología es aliada de los diabéticos. Hoy en día existen múltiples aplicaciones para controlarla, pero no todas son iguales de efectivas o fáciles de usar.

A continuación sugerimos nuestras favoritas, por su facilidad, practicidad y capacidad de solucionar problemas fundamentales de manera simple:

*Diabetic Connect de Alliance Health Network Inc. (gratis en iPhone y Android)

Esta app te conecta con una comunidad de personas que tienen diabetes 1 y 2, y ofrecen su experiencia y ayuda. Puedes hacer preguntas a otras personas con diabetes, seguir discusiones o hacer comentarios a posts interesantes. Su interfaz parece la de una red social o la de una revista. Además, puedes hacer amigos con el botón “connect”, mandar mensajes a la gente que conozcas y decir cómo te sientes con el “Mood tracking”.

*Diabetes tracker de MyNetDiary Inc. (gratis en iPhone, Android tiene apps equivalentes)

Si lo que buscas es cuidar mejor tu dieta y tener tus carbohidratos y calorías bajo control, esta app te ayudará. Fue diseñada por los creadores de la famosa aplicación Calorie Counter, con la misma interfaz simple y clara. La herramienta de Food Check te permite comparar rápidamente la comida en las tiendas pasando el código de barras o simplemente elegir de una lista de alimentos y restaurantes. También puedes registrar tu insulina y niveles de glucosa.

*Carb Counting with Lenny US de Medtronic Inc. (gratis en iPhone y Android)

El león Lenny ayuda a los peques a contar los carbohidratos de diferentes alimentos para que aprendan a tomar sus propias decisiones a la hora de comer. Incluye juegos educativos sobre la enfermedad para que reciban información de una manera divertida y responsable.

*Glucose Buddy de Azumio Inc. (gratis en Iphone y Android)

Con esta app puedes llevar un registro manual de tu números y estimar tu A1C. Además te envía recordatorios que aparecen en la pantalla de tu dispositivo móvil. Lleva el control de tu glucosa, dosis de insulina, consumo de carbohidratos y actividades. Puedes sacar una cuenta personalizada y acceder a todo tu historial.

*mySugr Junior de mySugr GmbH (gratis en iPhone y Android)

Una aplicación para facilitar a los niños y sus cuidadores el manejo de la diabetes. La app es como un juego donde los menores obtienen puntos con cada dato que ingresan (niveles de glucosa, comida, insulina). Un pequeño monstruo los irá guiando en sus decisiones y la meta es alcanzar una cantidad de puntos cada día. También pueden recibir ayuda cuando están en la escuela o en casa de un amigo (calcular carbohidratos o una dosis de insulina). Toda la información ingresada les llega a los papás con un mensaje de texto o correo electrónico.

*Healthy Out de Rise Labs Inc. (gratis en iPhone y Android)

Aunque no es solo para personas con diabetes, esta app te ayuda a ordenar lo que más te conviene en un restaurante usando filtros como Low Carb, Glucose Control y Heart Healthy. Ya sea que salgas a comer o pidas a tu casa, te garantiza que los platillos que ordenes tengan la mitad de grasa y calorías que los promedio en un restaurante.

*Diabetes in pregnancy de Coheso Inc. (5.99 US$ en iPhone)

Esta es una app especial para mujeres embarazadas con diabetes gestacional. Ayuda a controlar los factores para mantener balanceada la glucosa sanguínea, controlar la dieta (puedes dar check en más de 100 mil alimentos, 500 marcas de comida y 300 restaurantes), medicamentos orales, insulina y ejercicio (de estos dos últimos factores puedes registrar diferentes tipos). Te puedes mandar este registro en PDF a tu mail o en una hoja de presentación para compartir con tu médico.

*Diabetes in check de Everyday Health Inc. (gratis en iPhone)

Con una interfaz sencilla y fácil de entender para personas con diabetes tipo 2, incluye mediciones de glucosa, recordatorios y herramientas para comer mejor (como lector de código de barras para conocer la tabla nutrimental de los alimentos), además de alertas críticas cuando el azúcar se eleva peligrosamente. Puedes obtener coaching de un Educador en Diabetes y también entrar en contacto con una comunidad de diabéticos. Si pagas 3.99 dls al mes recibirás recomendaciones personalizadas para comer.

*Glooko de Glooko Inc. (gratis en iPhone y Android)

La gran ventaja de Glooko es que puedes sincronizar tu medidor de glucosa con tu celular para eliminar errores de dedo. Para hacerlo necesitas una suscripción que incluye un dispositivo MeterSync para descargar tus niveles de insulina y carbohidratos al celular. También es posible identificar la correlación entre glucosa, insulina y dieta, tomar notas sobre los factores que influyen en tus niveles de azúcar (comida, insulina, ejercicio y otros), registrar los alimentos que consumes y compartir un resumen de 14 días con tu doctor.

*Logfrog DB de Amphistyle Inc. (gratis en iPhone)

Esta aplicación protagonizada por una rana puede ser usada por adultos y niños a partir de los 10 años. La interfaz no luce como la típica herramienta médica. Incluye instrucciones sencillas y, además de cargarle los datos básicos de control de la diabetes (con opciones muy detalladas de tipos de insulina y decimales para quienes usan bomba), puedes ingresar resultados de exámenes médicos para otras complicaciones (pies, análisis de laboratorio y radiografías). Te enviará recordatorios para que te midas el azúcar y tomes tus medicamentos. Puedes sacar tu promedio de A1c de 7, 30 y 90 días.

{ Comments on this entry are closed }

 

Diabetes causa insuficiencia renal

Quienes padecen diabetes tipo 2 o hipertensión arterial aumentan el riesgo de desarrollar insuficiencia renal crónica

Los males renales como la insuficiencia crónica, de no atenderse oportunamente, pueden poner en peligro la vida de la persona que los padece. No obstante, los males renales derivan de enfermedades que alteran el sistema de eliminación de líquidos y toxinas como la diabetes tipo 2 y la hipertensión.

De acuerdo con Ángeles Sifuentes Galván, coordinadora de Medicina Familiar en la jefatura de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social en Coahuila, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya considera a la insuficiencia renal crónica como una epidemia mundial, dado el gran número de pacientes que se registran.

El desarrollo de la insuficiencia renal crónica depende de diversos factores de riesgo que no pueden ser modificables, sin embargo, existen otros que sí pueden controlarse, y éstos últimos son el control de la presión arterial y del azúcar en la sangre, así como la obstrucción o infección de las vías urinarias, y el uso de medicamentos analgésicos, antinflamatorios, anemia hiperlipidemia, tabaquismo y obesidad.

Las cifras que maneja el IMSS en Coahuila respecto a los pacientes con insuficiencia renal crónica marcan el 1% de todos los adscritos, sin embargo, más del 8% y más del 13% padece de diabetes e hipertensión, respectivamente.

Ante esto, Sifuentes Galván hizo un llamado a la población para cuidarse y evitar los factores de riesgo, el sedentarismo así como mantener una dieta balanceada y saludable, además de recomendar que al primer síntoma se acuda con el médico. (Con información de Milenio)

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Nutrición en diabéticos

Nutricionistas de la provincia participaron de una jornada de actualización en diabetes tipo uno y dos, en la que se debatieron temas relacionadas a la nutrición al momento de tratar las patologías. Disertó María Isabel Rosón, nutricionista y docente en la Universidad de Belgrano que recomendó a las personas encontrar un plan de nutrición adecuado a sus circunstancias para mantenerlo.

Organizado por el Colegio de Graduados de la Nutrición, la actividad se desarrolló en el Hospital de Niños. El encuentro estuvo dirigido a médicos, licenciados en Nutrición, enfermeros y población interesada en el tema. La jefa del Departamento de Nutrición del nosocomio, Cristina Martínez, destacó que el objetivo fue actualizar los conocimientos en el marco de la conmemoración del “Día mundial de la Diabetes” que se recuerda mañana debido a que en los consultorios aumentaron los casos de esta patología, debido al incremento de la obesidad.

La nutricionista invitada para disertar, docente y autora de un libro sobre la alimentación en la diabetes tipo uno, indicó que se refirió principalmente al manejo del plan de alimentación de los pacientes diabéticos uno y dos, centrado en el correcto manejo de los hidratos de carbono. “Los hidratos de carbonos son los nutrientes más importantes para el paciente diabético, es importante colocarlos en la comida que corresponde y la cantidad que corresponde”, dijo Rosón.

Con respecto a la nutrición en la diabetes tipo dos, la nutricionista expresó que la enfermedad se origina por varios factores, entre ellos el exceso de peso, es por este motivo que hay que “atacar” la obesidad.

“Hay que entender la situación de cada paciente, el licenciado en Nutrición debe saber encontrar el plan de nutrición que le convenga a cada persona según sus hábitos culturales, poder adquisitivo y enfermedad, teniendo en cuenta otros conceptos, pero logrando que el paciente pueda seguir el tratamiento”, dijo.

Si bien no se puede prevenir la diabetes tipo uno, la tipo dos sí, evitando el sobrepeso y concurriendo al nutricionista que se adapte a sus circunstancias. Un factor muy importante -según la nutricionista- es la actividad física, todos los días al menos media hora.

En cuanto a los avances en el tratamiento, la nutricionista recalcó que se trata de encontrar un plan adaptado a sus circunstancias, refiriéndose en este sentido a realizar las cuatro comidas: desayunar, comer alimentos sanos como ensaladas crudas, y no excederse con las gaseosas y golosina dietéticas que poseen mucho edulcorante. “De a poco la gente se concientiza, de a poco identifica a los licenciados en Nutrición y se acerca para saber cómo comer mejor. Si hay un plan nutricional que contemple los gustos, no es difícil llevarlo adelante”, finalizó.

Hay más casos

Sobre la enfermedad la nutricionista Cristina Martínez explicó que es una afección crónica que se detecta de manera frecuente, y que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el organismo no consigue utilizar la insulina que produce. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y que permite que las células utilicen la glucosa de la sangre como fuente de energía. Un fallo de la producción de insulina, de la acción de la insulina o de ambos procesos, generará un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, comúnmente llamado hiperglucemia. “Esto va asociado a lesiones a largo plazo del organismo y al fallo de distintos órganos y tejidos. La diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes en la infancia. Alcanza a niños de todas las edades, incluidos preescolares y bebés”, dijo.

La nutrición en fundamental en el tratamiento, por lo que se recomendó concurrir al nutricionista si es que se detectara la enfermedad. También es importante mantener una dieta adecuada para evitar el sobrepeso que es uno de los síntomas en la diabetes tipo dos. “Debemos a empezar a mirar qué comemos, cómo comemos y cuánto comemos”, expresó Martinez.

En este contexto advirtió que muchas veces no podemos estar conscientes de las señales y síntomas de la diabetes, que se manifiestan con sed excesiva, necesidad de orinar frecuente, apetito constante, etc.

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Comer yogurt a diario podría mantener la diabetes a raya

Un estudio halló un efecto modesto contra la enfermedad, pero los expertos afirman que una dieta generalmente sana sigue siendo el mejor método

healthfinder.gov.-Por Kathleen Doheny

Comer una porción al día de yogurt podría reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, sugiere una investigación reciente.

“Los datos que reunimos muestran que el consumo de yogurt puede tener un beneficio significativo en la reducción del riesgo de diabetes”, apuntó el autor principal del estudio, el Dr. Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Boston. “No se trata de un efecto inmenso, es una reducción de más o menos un 18 por ciento [en el riesgo]”.

“El yogurt no es magia para curar ni prevenir la diabetes”, señaló Hu. “Esa es la moraleja y el mensaje que deseamos transmitir a nuestros consumidores, que debemos prestar atención a nuestro patrón dietético. No hay sustituto para una dieta saludable en general y mantener un peso corporal [sano]”.

El estudio aparece en la edición en línea del 24 de noviembre de la revista BMC Medicine. El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o las células del cuerpo desarrollan resistencia a la insulina, y los niveles de azúcar en sangre aumentan en exceso.

Para el estudio, Hu y su equipo reunieron los resultados de tres grandes estudios que dieron seguimiento a los historiales médicos y a los hábitos de estilo de vida de profesionales sanitarios: el Estudio de seguimiento de los profesionales de la salud, con más de 51,000 profesionales sanitarios de sexo masculino; el Estudio de la salud de las enfermeras, que incluyó a más de 121,000 mujeres que eran enfermeras, y el Estudio de la salud de las enfermeras II, que siguió a casi 117,000 enfermeras.

Durante el seguimiento de los estudios, hubo unos 15,000 casos de diabetes tipo 2. Cuando observaron la ingesta total de lácteos, no vieron ningún efecto sobre el riesgo de diabetes. Pero cuando se concentraron en el yogurt, hallaron que una porción al día se vinculaba con una reducción en el riesgo de alrededor del 17 por ciento.

Luego, los investigadores juntaron su resultado con otros estudios publicados que observaron los vínculos entre los lácteos y la diabetes tipo 2. Encontraron que una porción de yogurt al día reducía el riesgo en un 18 por ciento.

El metaanálisis, en que se reunieron todos los resultados, incluye 14 grupos distintos con casi 460,000 personas. Unas 36,000 contrajeron diabetes tipo 2.

Los investigadores tomaron en cuenta la edad, el índice de masa corporal y otros factores del estilo de vida.

Hu dijo que no diferenciaron entre los tipos de yogurt, ya fuera yogurt estilo griego o no, ni el contenido de grasa.

Aunque estudios anteriores han encontrado que el yogurt es bueno para mantener un peso corporal saludable y reducir el riesgo de diabetes tipo 2, “la mayoría de los estudios eran pequeños”, apuntó Hu. Por eso su equipo decidió observar grupos mucho más grandes.

No se sabe exactamente cómo el yogurt podría ayudar. Muchos expertos creen que los probióticos (las bacterias “buenas”) del yogurt alteran el ambiente intestinal de forma beneficiosa, ayudando a reducir la inflamación y mejorando la producción de hormonas que son importantes para el control del apetito, apuntó.

El mensaje final, dijo Hu, es que se necesitan más estudios, pero que el yogurt parece tener un lugar en una dieta saludable.

Martin Binks, profesor asociado de ciencias de la nutrición de la Universidad Tecnológica de Texas, en Lubbock, dijo que los estudios que observan la dieta tienen una limitación inherente en su capacidad de medir la ingesta alimentaria real.

Pero aún así, dijo, el vínculo podría ameritar estudios futuros. Sin embargo, es demasiado pronto para cambiar los consejos sobre la dieta basándose en esta investigación, señaló Binks.

El Dr. Osama Hamdy, director médico del Programa de Obesidad del Centro Joslin de la Diabetes, en Boston, apunta que “el yogurt es beneficioso, en general”. Pero dijo que “se trata de una asociación, no de causa y efecto”.

{ Comments on this entry are closed }

.

Más controles y tratamientos de la diabetes en la adultez evitan enfermedades graves

La Sociedad Argentina de Diabetes (SAD) alertó sobre la importancia de los controles y los tratamientos adecuados de la diabetes en la adultez, para evitar enfermedades de la vista, renales y cardíacas de riesgo.

La SAD, con motivo de celebrarse mañana el Día Mundial de la Diabetes reiteró la necesidad de controlar los niveles de glucemia en todas las edades para detectar a tiempo la diabetes, pero hizo hincapié en el seguimiento de la enfermedad en los mayores de 65 años, para poder evitar futuras complicaciones que pueden causar la muerte.

La diabetes es una enfermedad que se manifiesta con el aumento de los niveles de glucemia en la sangre superiores a 110 miligramos por decilitro, debido a que el páncreas no produce suficiente cantidad de la hormona insulina y para la cual existe tratamiento.

La SAD destacó además en un informe, que en los adultos mayores los controles de los niveles de glucemia deben tener en cuenta tanto el aumento como la disminución de los niveles de azúcar en la sangre, cuando es inferior a 70 miligramos por decilitro, lo que también pueden ocasionar trastornos de salud.

Existen dos tipos de diabetes la 1 que es la insulinodependiente y la tipo 2, que es la no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, que es la más común en los mayores de 65 años y su tratamiento es con medicación, dieta y actividad física moderada.

Silvio Schraier, integrante de la SAD, explicó que “en los adultos mayores, la diabetes se asocia con niveles elevados de morbilidad y necesidad de terapias múltiples, por eso su control ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares, problemas visuales y trastornos renales”.

Schraier destacó que “el tratamiento de la diabetes está centrado en controlar la enfermedad, es decir lograr normalizar la glucemia, las alteraciones en las grasas sanguíneas como colesterol y triglicéridos, la presión arterial y el peso corporal”.

En Argentina, las entidades que trabajan en la lucha contra la diabetes estiman que hay dos millones y medio de personas con esta enfermedad y la mayoría de ellas es de edad adulta.

Cristina Vallvé, médica nefróloga y presidenta de la Sociedad Argentina de Nefrología (SAN) sostuvo que “entre el 30 y 40 por ciento de los diabéticos enferman del riñón, por lo cual deben tener un control estricto del nivel de azúcar en la sangre, de su presión arterial y el colesterol”.

Vallvé sostuvo que “los riñones son cruciales para la supervivencia humana, por lo que un deterioro en su funcionamiento impacta seriamente en la salud y el control adecuado de la diabetes, ocasionaría una baja de casos de enfermedad renal”.

Los datos difundidos por la SAN a principio de este año, indican que en Argentina existen 26.000 pacientes en diálisis y cerca de 1 millón con diagnóstico de enfermedad crónica renal.

En cuanto a la visión, la SAD recomienda realizar en los adultos con diabetes un estudio de fondo de ojo para detectar posibles anomalías ocasionadas por la enfermedad que si no se tratan, pueden causar disminuciones severas de la visión.

En igual sentido, la especialista Laura Maffei consideró que “el control metabólico es fundamental para evitar las complicaciones que enfrentan los diabéticos y que los llevan a problemas visuales, la insuficiencia renal, neuropatías y alteraciones cardiovasculares”.

Maffei señaló que “el diabético debe modificar sus hábitos alimenticios de por vida, hacer actividad física, tomar medicación y evitar cuadros de ansiedad y depresión ante una patología que tiene tratamiento”.

Entre las actividades programadas para mañana por el Día Mundial de la Diabetes, se instalará una carpa en la Plaza San Martín, en la intersección de la avenida Santa Fe y Florida, donde especialistas medirán de 10 a 17 en forma gratuita la tensión arterial, el nivel de glucosa en la sangre y el perímetro de cintura.

En tanto, a las 15, en el Hospital Italiano ubicado, en Teniente General Juan Domingo Perón 4190, de la Capital Federal, habrá una mesa debate de diabetólogos sobre “Diabetes: estigma y discriminación”, con entrada libre y gratuita.

.

{ Comments on this entry are closed }

 

MITOS Y VERDADES SOBRE LA NUTRICIÓN Y LA DIABETES

magallanesdeportes.cl

“La diabetes es una enfermedad crónica, sin embargo, puede controlarse y evitar su evolución nociva mediante una adecuada prescripción dietética, de actividad física y medicamentosa”, comenta StefanieChalmers, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico

Pero, ¿qué tanto influye la alimentación en la incidencia de la aparición de la diabetes? “En términos simples, la diabetes se traduce en una limitación celular para utilizar la glucosa como fuente energética, evento en que la dieta es determinante, tanto en el desarrollo de la enfermedad como en su evolución”, señala la especialista.

Chalmers plantea que diferentes elementos nutritivos, calóricos y no calóricos, pueden condicionar la incapacidad celular para recibir la señal de la insulina, que es la hormona que permite el ingreso de glucosa en las células, o bien la incapacidad de las células del páncreas para liberar la insulina en cantidades normales.

Por otra parte, la dieta rica en carbohidratos, principalmente los refinados, simples o “dulces”, también pueden influir. “Ello porque puede determinar un deterioro de la homeostasis de la glucosa, al generar un sobreesfuerzo pancreático que determine una limitación a largo plazo en la capacidad de liberar insulina”, comenta la experta.

Sobre cuánto influye el exceso de azúcar, StefanieChalmers indica que no solo puede afectar la funcionalidad pancreática, sino que también es un gran determinante del consumo excesivo de calorías, cuya consecuencia es el sobrepeso y la inflamación sistémica asociada.

De acuerdo al factor peso, la experta en nutrición de la Universidad del Pacífico señala que debe ser un elemento a considerar incluso desde que la madre está embarazada. “La alimentación y el estado nutricional de la madres son determinantes en la salud, crecimiento y desarrollo del hijo por nacer. El tipo y cantidad de ácidos grasos que consume la madre, son los que almacena en su tejido adiposo y los que constituirán las membranas celulares del bebé en gestación, y los niveles de lípidos plasmáticos, junto con los niveles de todos los otros macro y micronutrientes, pueden modular el comportamiento metabólico del bebé, pudiendo influir en una mayor vulnerabilidad ambiental para el desarrollo de patologías que se evidencian a posterior”, advierte.

Claramente uno de los factores que incide es el sobrepeso. “El exceso de tejido adiposo genera una secreción constante de factores pro inflamatorios que alteran la capacidad celular de recibir la señal de insulina, favoreciendo la resistencia a la insulina y la diabetes. El mismo efecto tiene el exceso de ácidos grasos circulantes en sangre, por lo que la dieta hipercalórica o hipergrasa puede favorecer el fenómeno”, agrega.

La nutricionista también destaca la importancia de que exista una correcta alimentación desde la primera infancia. “Respecto a la diabetes, se debe considerar que los organismos de los bebés y los niños tienen las mismas funciones y vulnerabilidades fisiológicas, por lo que el control nutricional del niño que está en desarrollo se constituye como una base que luego sustentará sus respuestas metabólicas a futuro, y su descuido es un clave favorecedor de riesgo en su salud a corto, mediano y largo plazo. Vigilar la alimentación del bebé y seguir los consejos de su nutricionista en cuanto a tipo de alimentos, cantidades, horarios, etc., es clave para evitar, retardar o disminuir la severidad de cualquier patología que pudiera estar predeterminada o favorecida por el componente genético”, aclara.

¿Y es posible prevenir la diabetes a través del consumo de ciertos alimentos? “No se trata de consumir algún alimento que prevenga la diabetes, se trata de mantener una alimentación organizada y saludable para prevenir la diabetes”, enfatiza la especialista.

Es así como las mismas recomendaciones conocidas para evitar el aumento de la obesidad y minimizar el riesgo cardiovascular, son las que deben aplicarse para la prevención de la diabetes. “Las desregulaciones mencionadas tienen una base patológica coincidente. En resumen, una dieta rica en frutas y verduras (antioxidantes y fibra), reducida en grasas saturadas y trans, con aporte de ácidos grasos de origen marino y oliva, con ingesta de cereales integrales y baja en azúcares simples, con una cuota proteica y calórica acorde a la edad, género y gasto energético, son la base”, asegura.

Alimentos recomendados

Para quienes ya sufren de diabetes, la docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico señala que existen algunos alimentos que ayudan a paliar los efectos de esta enfermedad. “Entre los más destacados están los alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos de tipo omega 3, así como aquellos que sean buena fuente de nutrientes, usualmente escasos en la dieta occidental, como potasio, magnesio, calcio, cobre y fibra. De esta forma los berries, kiwis, cereales integrales y el pescado, son destacables”, indica.

De acuerdo a numerosas publicaciones que tienen distintos niveles de evidencia, la experta menciona además como apoyo a la dieta alimentos como la cúrcuma, la canela y el jengibre, que pueden usarse sin problemas porque no presentan riesgos generales para la salud.

{ Comments on this entry are closed }

.

El ejercicio aeróbico puede reducir el riesgo de diabetes de los niños, según un estudio

Apenas 20 minutos al día mejoraron la resistencia a la insulina en los niños con sobrepeso

Hacer bastante ejercicio aeróbico puede ayudar a los niños con sobrepeso a reducir su riesgo de diabetes, según un estudio reciente.

Un tercio de los niños que tienen la edad para estar en la escuela primaria de EE. UU. tienen sobrepeso o son obesos. La obesidad infantil se asocia con una variedad de problemas de salud que antes se pensaba que solo ocurrían en adultos, como la diabetes tipo 2, según la información de respaldo del estudio.

Los investigadores evaluaron la forma en que distintas cantidades de ejercicio aeróbico afectaban los factores de riesgo de la diabetes, como la resistencia a la insulina, los niveles generales de grasa corporal y la grasa abdominal en más de 200 niños inactivos con sobrepeso u obesos de EE. UU. Los niños tenían una edad promedio de 9.4 años.

Algunos de los niños se asignaron al azar a cantidades bajas (20 minutos al día) o altas (40 minutos al día) de entrenamiento aeróbico cinco veces por semana durante un promedio de trece semanas. Fueron comparados con un grupo control de niños que realizaron su actividad física normal.

El estudio aparece en la edición del 19 de septiembre de la revista Journal of the American Medical Association, una edición especial sobre la obesidad, que se publica para que coincida con una reunión de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society).

Los niños que hicieron cantidades bajas y altas de ejercicio aeróbico tuvieron mayores reducciones en la resistencia a la insulina que los que estaban en el grupo de control, junto con mayores reducciones en la grasa corporal general y la grasa abdominal, señalaron en un comunicado de prensa de la revista Catherine Davis, del Colegio Médico de Georgia, y colegas.

Las reducciones en los factores de riesgo de la diabetes relacionadas con el ejercicio ocurrieron en niños de ambos sexos y de distintas razas.

.

{ Comments on this entry are closed }

.

Vinculan las bebidas gaseosas con la diabetes

Beber una lata de soda al día puede aumentar el riesgo de contraer diabetes tipo 2, según los resultados de un nuevo estudio.

Desde hace tiempo se sabía que la soda engorda, pero esta investigación se concentró más bien en buscar vínculos entre estas bebidas gaseosas y la aparición de diabetes o de una condición pre diabética conocida como síndrome metabólico.

Los investigadores del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Harvard analizaron lod datos de 11 estudios recientes sobre el riesgo de contraer diabetes cuando se toman bebidas azucaradas que incluyen las sodas que todos conocemos pero también el te frío y productos con sabor a fruta y otras modalidades.

En esos estudios participaron más de 300,000 adultos.

Los investigadores determinaron que quienes beben de forma rutinaria 350 mililitros de bebida azucarada al día corren un riesgo 15 por ciento mayor de contraer diabetes 2 cuando se les compara con quienes consumen menos de una bebida al mes.

Y quienes consumen una o dos de estas bebidas al día aumentan su riesgo en 26 por ciento.

 

.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas